Portugal concede nacionalidad a hijos de extranjeros nacidos en el país

Pies de niño pequeño

Esta semana ha iniciado la vigencia de las reformas a la ley de nacionalidad portuguesa, según las cuales los nacidos en Portugal, hijos de inmigrantes con dos años de residencia en el país, pueden adquirir la nacionalidad.

Previo a la reforma, los nacidos en Portugal, hijos de extranjeros, adquirían la nacionalidad si sus padres habían residido en el país legalmente por cinco años. Ahora, con la reforma, se les otorga la nacionalidad de origen salvo que los padres manifiesten que no desean la nacionalidad portuguesa. La nacionalidad de origen significa que tienen todos los derechos, incluso aspirar a la presidencia, derecho del que carecen los naturalizados.

Con estas reformas también se establece que los extranjeros, padres de un portugués de origen, que hayan vivido cinco años en el país podrán aspirar a la nacionalidad, aprobando, entre otros, un examen de dominio del portugués. Este examen no se aplica a los nacidos en países de habla portuguesa.

Los niños nacidos en algún país que no sea europeo podrán aspirar a la nacionalidad si alguno de sus padres ha residido en Portugal durante cinco años, aunque en este caso se exige que el niño haya cursado en Portugal la educación básica o secundaria.

No podrán adquirir la nacionalidad, sin embargo, las personas que han sido condenadas por delito que traiga aparejada sanción de más de tres años de prisión.

Las reformas a la Ley de Nacionalidad 38/81 del 3 de octubre fueron aprobadas el pasado 20 de abril por el parlamento y firmadas por el presidente Marcelo Rebelo de Souza. Las reformas se realizaron como un intento de reunir a las familias de los inmigrantes que llegaron al territorio portugués con la intención de mejorar su calidad de vida.

Más información theportugalnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information