Audiencias en línea en materia fiscal en el Reino Unido

Manos en teclado de computadora

El Ministerio de Justicia del Reino Unido prevé que para marzo o abril se verifiquen las primeras audiencias en línea en materia fiscal, como parte de la renovación del sistema judicial que ha costado más de mil millones de libras esterlinas.

Según este proyecto, las audiencias se verificarán de forma remota mediante conexión a la red con un juez que presidirá los procesos de desavenencia entre el sistema tributario británico, HM Revenue and Customs, y los contribuyentes. Así, desde su casa o trabajo, el contribuyente se podrá conectar a una red privada para ventilar su asunto. Su abogado podrá estar presente en la misma terminal o podrá conectarse también vía remota.

El software que permitirá a las partes comunicarse de esta manera es gratuito.

El Ministerio ha dado a conocer que ya se han contactado a diversos contribuyentes para preguntar si la audiencia programada en su caso la llevan presencial o vía remota.

Como parte de este proyecto de renovación judicial, desde el pasado mes de octubre inició un periodo de prueba para divorcios en línea en los que las partes llenan una “forma inteligente” que no es más que un cuestionario sobre las razones de separación, en lugar de la serie de documentos que deben remitir al tribunal para su consideración. El proceso no solo ahorra tiempo, sino también dinero a las partes.

En materia penal, las audiencias vía remota son más usuales ya que es más seguro y económico la presencia de los procesados de esta forma que trasladarlos a tribunales cada vez que hay audiencias. La innovación, sin embargo, no está exenta de problemas y por las famosas fallas en el sistema, jueces han ordenado el traslado de los procesados a sus cortes desde la prisión en que están recluidos.

La modernización judicial en el Reino Unido no ha estado exenta de críticas, pues en los pasados seis años se han cerrado masivamente tribunales, lo que ha significado la pérdida de empleos, además de que se han gastado grandes cantidades de dinero a consultores durante la transición, como 30 millones de libras esterlinas pagadas a PricewaterhouseCoopers.

Frente a estos gastos, los recortes a los subsidios de asistencia legal han sido también duramente cuestionados.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information