Mapa de la India

El próximo 11 de mayo, la Suprema Corte de la India empezará a analizar sobre la constitucionalidad de diversas figuras de derecho familiar practicadas por los musulmanes como el divorcio por triple talaq, la poligamia o nikah halala, una práctica que dispone que la mujer debe casarse con otro hombre y divorciarse para poder volver a casarse con el primer esposo.

Aunque la Constitución de la India establece que las leyes se deben aplicar igualmente a toda persona, independientemente de su religión, el divorcio no está codificado y existen varias leyes según las diferentes religiones.

La Ley de Disolución de Matrimonios Musulmanes, que data de 1939, es la que aplica en esa comunidad que profesa la religión minoritaria más grande en el país y que está basada en la Sharia y en la interpretación que del Corán hace la Asociación de Derecho de Musulmanes de la India, conformada casi en su totalidad por clérigos y académicos varones.

De acuerdo con la ley de divorcio musulmana, con la pronunciación tres veces de la solicitud de divorcio de manera clara, que puede ser repitiendo la palabra talaq que significa divorcio, éste queda consumado. Es una fórmula que solo puede ser usada por los hombres pues los eruditos consideran que las mujeres no deben poder divorciarse de esta manera porque dada su “naturaleza histérica” son propensas a expresar cosas sin pensarlas antes.

No hay nada de malo en “dar el triple talaq a la esposa, porque, de hecho, es mejor que matarla o que quemarla viva”, opinó en septiembre de 2016 el Consejo Legal de Musulmanes en la India, AIMPLB, por sus siglas en inglés, en justificación de este tipo de divorcio.

Si, pese a su naturaleza más sensible y racional, el hombre se equivocó al pronunciar el triple talaq, al quedar consumado el divorcio, el hombre y la mujer no pueden volver a casarse sino hasta que la mujer se case con otro hombre y se divorcie de ese hombre, siendo esta la práctica conocida como nikah halala, aceptada por una minoría de musulmanes, y que en algunas ocasiones da origen a la explotación sexual de las mujeres.

Desde hace varios años, asociaciones de mujeres musulmanas han estado pidiendo cambios legislativos para lograr la equidad de género en materia de derecho de familia. Particularmente en lo que se refiere al divorcio, consideran que las reglas que actualmente se aplican no están establecidas en el Corán porque esa codificación religiosa no hace distinción entre hombres y mujeres.

De esta forma, han buscado durante más de una década que los matrimonios sean registrados ante el estado, que se elimine la fórmula del triple talaq y que se establezcan reglas más justas de pensión alimenticia para las mujeres.

Como parte de esta lucha, en septiembre de 2016 la abogada musulmana Farha Faiz solicitó a la Suprema Corte de la India la abolición del Consejo Legal de Musulmanes en la India, AIMPLB, por sus siglas en inglés, diciendo que este tipo de organizaciones diseminan el radicalismo y son la razón por la que “los musulmanes siempre enfrentan el dilema de si la religión está por encima del país”. Particularmente, la abogada pide la eliminación del triple talaq a fin de lograr una mayor equidad de género.

Una Sala de la Suprema Corte de la India conformada por cinco ministros empezará a oír los argumentos a favor y en contra de estas prácticas de derecho familiar musulmán, para decidir sobre su constitucionalidad.

Sin duda, será una interesante discusión cuya conclusión tendrá, además de efectos para las familias musulmanas, trascendencia política por tratarse de un país fuertemente dividido por razones religiosas.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net