El Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona ha citado como investigado (antiguo imputado legal) al youtuber de 19 años ReSet cuyo nombre real supuestamente es Kan-Hua Ren, quien publicó en Internet un video en el que entrega a un indigente galletas rellenas de pasta de dientes. Deberá presentarse ante el juzgado el lunes 13 de marzo y comparecerá después de que se hubiese negado a declarar ante las autoridades policiacas.

La Guardia Urbana lo denunció a finales de enero por un presunto delito de trato degradante, por menosprecio a la dignidad y la integridad moral de una persona en riesgo de exclusión, un delito que se agravaría al difundirlo a terceras personas a través de Internet.

Al tener conocimiento del video, los agentes localizaron al indigente en el barrio de la Marina del Port y le ofrecieron la posibilidad de denunciar los hechos, además de activar los servicios del Centro de urgencias y emergencias sociales de Barcelona y el Servicio de Inserción Social.

El hombre explicó que el martes 17 de enero se le había acercado un joven que le entregó un billete de 20 euros y le dio unas galletas, sin decirle que llevaban pasta, y a continuación grabó el momento en que se las comía.

Mientras la Guardia Urbana hablaba con la víctima, ReSet apareció en la misma calle. Los agentes le marcaron el alto y él les aseguró que tenía la intención de pasar la noche con el mendigo y grabarle de nuevo. Quería así, pedir disculpas por su comportamiento. Los agentes le registraron y encontraron que iba equipado con una cámara, un saco de dormir y mantas.

El joven quedó identificado y denunciado por el trato humillante que había dado al indigente días antes. El joven ha posteado dos videos tratando de disculparse y dar por terminada la polémica, pretextando su inmadurez, pero para las autoridades no ha sido suficiente.

En su última grabación ReSet asegura que está arrepentido: “Fue mi culpa, no quería darle los 20 euros a una persona normal. Se los di a un pobre y como prometí, también le di las Oreo”. En un momento del video las supuestas disculpas parecen todo lo contrario: “La verdad es que te sientes bien cuando ayudas a otra persona”. Y concluye: “Reconozco, mi parte oscura son los videos con gatos y personas…Solo fueron dos Oreos, no sabía que iban a decir que quería intoxicar a un vagabundo. Fueron dos Oreos, que ya había probado primero con mi hermano”. Y lo acaba de aclarar; “Ahora sabéis por qué se lo di a un vagabundo y no a una persona normal, porque no pienso en las consecuencias”.

El joven también ha sido denunciado por maltratar a sus gatos, a los cuales ha electrocutado, lanzado a una tina llena de agua, dejado, caer, obligarles a tomar jugo de limón, lo que él considera simplemente como “bromas no pesadas”.

La temática del canal de este joven es hacer videos atendiendo a los retos que le ponen sus suscriptores, que rebasan el millón, pero parece ser que está dispuesto a rebasar los límites con tal de monetizar sus videos.

Más información ccaa.elpais.com


miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net