Robert Kirkman ha presentado una demanda por violación de su marca The Walking Dead en contra de Philip, Steven y Anna Theodorou que han presentado 11 solicitudes de marca con la denominación The Walking Dead, y que pretenden abrir un restaurante bajo esa marca.

Según explica Kirkman en su demanda, los Theodorou se caracterizan por intentar registrar diversas marcas sin ser los titulares de las mismas. “… los acusados han presentado varias aplicaciones en la USPTO (United States Patent and Trademark Office, Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos) para registrar marcas propiedad o asociadas con los individuos y empresas bien conocidos, incluyendo los artistas de hip hop The Beastie Boys (NO SLEEP TILL BROOKLYN, el nombre de una de sus canciones), Donald Trump (MAKE AMERICA GREAT AGAIN), United Trademark Holdings (ZOMBIE CINDERELLA) y la National Hockey League (BROOKLYN ISLANDERS)".

En 2014 AMC, empresa productora de la serie de televisión y Kirkman aclararon los alcances de sus derechos, estableciendose como titular de la marca y licenciante a Robert Kirkman, LLC y como licenciatario a AMC, confirmando a Robert Kirkman, la propiedad exclusiva de todas las solicitudes pendientes y registros de la marca The Walking Dead.

Kirkman no sólo es propietario de la marca para servicios de entretenimiento, servicios de club de fans y cómics, sino que también tiene pendientes el registro para usar la marca en otros bienes incluyendo bustos realizados en resina, llaveros de plástico, pijamas, juegos de mesa y accesorios como armas de juguete y cicatrices falsas. AMC tiene su propia mercancía relacionada con la serie de televisión.

En enero de 2014, los Theodorou presentaron una solicitud de registro de la marca de “Walking Dead” en relación con servicios de restaurante y bienes relacionados con alimentos y bebidas como son copas, tarros y vasos, después una para lápiz labial y, finalmente, una para camisas.

Kirkman no sólo se opone al registro de éstas marcas, sino que alega competencia desleal, la dilución de su marca y prácticas comerciales engañosas y desleales. Su abogado sostiene que Kirkman tiene derechos perfectamente válidas y que existe un riesgo de confusión.

"Incluso si alguno de bienes y servicios sobre los cuales han solicitado registro los demandados no compiten con los productos o servicios para los que Kirkman o sus licenciatarios han utilizado la marca hasta la fecha, el uso irregular de la misma puede y crea un riesgo de confusión porque los consumidores esperan que marcas como The Walking Dead se utilicen en amplia gama de los llamados elementos colaterales".

En muchos países, las marcas operan bajo un sistema del primer registro, pero en los Estados Unidos el sistema que rige es el primer uso o primero en usar, por lo que Kirkman alega tener prioridad para que se le conceda el registro de la marca.

Más información en hollywoodreporter.com/thr-esq


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net