La Federación Turca de Deportes para Todos, HIS por sus siglas en turco, emitió una nueva directiva según la cual todos los símbolos religiosos en los centros donde se practica yoga quedan prohibidos a fin de prevenir actos de predicación o divulgación religiosa.

De esta forma, en ningún centro de yoga podrá haber imágenes del Buda ni de mantras ni podrá escucharse música religiosa ni prenderse incienso pues se trata de actos que podrían ser considerados violatorios a la disposición y que podrían llevar a la clausura del centro.

La disposición ha generado mucho malestar entre los instructores de yoga quienes han declarado que la directiva incluye la frase “diferentes religiones” y que el yoga no puede ser considerado una religión siendo el uso de símbolos natural a la disciplina.

Sin embargo el director del consejo técnico de la HIS, Süleyman Gönülateş, declaró que se trata de abrir el espacio a todos por lo que, como en cualquier deporte, los símbolos religiosos, incluidos los musulmanes, quedan prohibidos.

“Preparamos la directiva y el Ministerio de la Juventud y Deportes la aprobó. Durante la etapa de redacción se buscaron las opiniones de los instructores de yoga. Queremos decir que se trata de todas las religiones, incluyendo el islam, con la frase ‘diferentes religiones’. Cuando los símbolos que pertenecen a religiones entran a centros deportivos, el trabajo misionero y político empieza. Si el yoga es un deporte entonces no debería haber nada relacionado con la religión. No vemos por qué esos símbolos explícitos se encuentran en estos centros deportivos”, declaró Gönülateş.

Por su parte, el ex presidente de la Asociación de Instructores de Yoga, Erol Benjamín Scott, declaró que si bien se les pidió opinión, la directiva final no está conforme al borrador. “Qué quieren decir con ‘símbolos religiosos’ no queda claro. Ninguna federación de este estado debería intervenir en este asunto. El artículo que dispone ‘religiones diferentes’ es provocador. El yoga es mucho más que una religión y es una cultura que contiene 5,000 disciplinas en ella”, declaró el líder de los instructores de yoga, pidiendo que la directiva sea revisada.

Esta es la primera vez que en Turquía se regula este aspecto de los centros e instituciones donde se practica el yoga.

Más información Hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net