La cantautora Taylor Swift, además de destacar en el ámbito musical con gran éxito, se ha convertido en una defensora de los derechos de autor de los artistas, destacandose su enfrentamiento con Apple que pretendía no pagar regalías por los derechos de autor de los artistas, mientras los usuarios gozarán del periodo de prueba de tres meses de su nuevo servicio Apple Music.

Finalmente Apple desistió y se comprometió a pagar las regalías, aunque el usuario no esté pagando por el servicio de prueba. Swift ha demostrado ser una gran defensora de derechos de autor ya que también retiró su material de Spotify al considerar que las regalías que pagan son muy pocas, y se opone a que en los álbumes de los artistas se venda una canción a la vez, ya que considera que en su conjunto constituyen una obra que no puede ser separada.

En una carta abierta dirigida a Apple la artista se expresó en contra de la pretendida política del gigante tecnológico con frases como "Tres meses es demasiado tiempo sin cobrar y es injusto pedirle a alguien que trabaje por nada” o “No nos pidan que les demos nuestra música sin ser compensados".

Pero el fotógrafo Jason Sheldon advierte a Tawlor Swift que su mensaje “pierde la seriedad que se merece” debido a las autorizaciones que los fotógrafos deben firmar para poder capturar alguna imagen de la artista en sus conciertos.

Al parecer, el contrato que firman los fotógrafos incluye disposiciones que incurren exactamente en lo que generó la molestia de la artista pop con Apple.

El contrato concede a Swift y su compañía promotora un uso exclusivo e ilimitado de las fotografías sin compensación y autoriza el uso de la imagen por una sola vez. Además de que al fotógrafo no se le permite otorgar licencias sobre las imágenes que ha capturado o inclusive utilizarlas en un portafolio para promocionar sus servicios.

La crítica expresa a Tawlor Swift es que no está practicando lo que predica. Mientras que le reclama a Apple que pretenda hacer uso de la obra de los artistas sin compensarlos, ella espera que los fotógrafos entreguen su obra y autoricen su utilización sin recibir ninguna compensación.

“¿Cómo eres diferente a Apple? (No)te gusta ser explotada…. Pero ¿qué hay de asegurarse de que no eres culpable de lo mismo antes de señalar a alguien?”, cuestiona Sheldon a Swift.

“Al igual que Apple, tu puedes darte el lujo de pagar por nuestras fotografías así que por favor deja de obligarnos a entregarlas y evitar que las publiquemos más de una vez” concluye el fotógrafo.

Taylor Swift ha respondido a través de su representante en una declaración en la que se afirma que el acuerdo de fotografía “ha sido tergiversado” ya que claramente establece que “cualquier fotógrafo tiene la oportunidad de seguir utilizando las fotografías” con una autorización previa. Otra tergiversación, según esta declaración, es la afirmación de que el fotógrafo pierde los derechos de autor de las fotografías “este acuerdo no transfiere los derechos de autor”, simplemente “cada artista tiene derecho a, y debe proteger el uso de su nombre e imagen".

Ya otros fotógrafos han aparecido haciendo el mismo reclamo, así que falta ver cual es la respuesta final de la artista. Los fotógrafos piden a Swift que “juegue con las mismas reglas con las que quiere vivir”.

Más información en washingtonpost.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net