Un pub localizado en Southampton, Inglaterra, recibió una amenazadora carta de Middle Earth Enterprises, propietaria de derechos sobre la obra de J.R.R. Tolkien, en la que lo insta a cambiar de nombre y apariencia para finales de mayo o de lo contrario enfrentar consecuencias legales por lo que consideran violación de los derechos de autor.

 

Sucede que el Pub se llama The Hobbit y desde hace 20 años abrió sus puertas con ese nombre rindiendo tributo al trabajo de J.R.R. Tolkien, ya que su propietaria y clientes son admiradores del mundo de fantasía que creó este autor en cartas escritas a sus hijos.

 

En The Hobbit venden bebidas con nombres como Bilbo, Gandalf, Legolas y Frodo, está decorado con murales y pósters que recuerdan a la Tierra Media y su logo copia la caligrafía creada por Tolkien.

 

Pero ahora Middle Earth Enterprises le conmina a cambiar 20 años de historia porque con su tributo está violando los derechos de autor de los que es propietario, particularmente de los derechos mundiales de las películas El Señor de los Anillos y El Hobbit y toda la mercancía relacionada con las mismas. Se trata de una empresa filial de The Saul Zaentz Company, coproductora de varias películas como El Paciente Inglés y, por supuesto, la trilogía de El Señor de los Anillos y El Hobbit, a estrenarse a finales de este año.

 

Para la propietaria, la clientela y los más de 3,000 fans de su página en Facebook, la compañía de nacionalidad estadounidense está abusando del uso de sus derechos, pues si bien en su carta señala que el uso del nombre de El Hobbit por el pub parece vincularlos con este empresa induciendo a error a los consumidores, la realidad es que nadie piensa que exista esa vinculación porque el pub opera desde hace 20 años y no todo lo relativo a Tolkien es sobre las películas porque olvidan que primero se editaron los libros.

 

Pero en lo que ha sido calificado como una batalla entre hobbies y orcos, en alusión a un pasaje de la historia, El Hobbit lleva las de perder pues su propietaria declara que no posee los recursos financieros suficientes para enfrentarse en tribunales a este gigante de Hollywood y luchar por su derecho a ser admirador de la literatura de Tolkien.

 

Sería deseable que este pub corriera con la misma suerte que la pequeña tienda de té inglesa llamada The Tea Box que al haber sido demandada por una gran empresa alemana logró ser representada pro bono por una firma legal inglesa de propiedad intelectual y que terminó ganando el caso.

 

Más información Daily Mail

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

Otras Noticias

Suscripción al Boletin