Logotipo de Megaupload

Una tribunal de apelaciones en Nueva Zelanda ha rechazado la apelación de Kim Dotcom y sus coacusados para ser extraditados a Estados Unidos por la supuesta violación masiva de derechos de autor a través del sitio de almacenamiento de archivos Megaupload.

La decisión supone que Dotcom podría ser enviado a ese país a enfrentar los 13 cargos penales en su contra, que incluyen crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico. De ser encontrado culpable, podría ser condenado hasta 20 años en prisión.

Según las autoridades estadounidenses, los 50 millones de usuarios del sitio se aprovechaban de esta plataforma para descargar películas, canciones y música, entre otros, de forma ilegal. Por alojar el material ilegalmente, el portal ganó unos 175 millones de dólares y provocó pérdidas de más de 500 millones de dólares a los propietarios de dichos materiales. En concreto, acusan al sitio de haber servido para robar material protegido por copyright en el que los responsables del mismo participaron en una conspiración de fraude electrónico masivo.

Anteriormente, el Tribunal Superior estuvo de acuerdo con la defensa en que Dotcom no podía ser extraditado a los Estados Unidos sólo por delitos de infracción de derechos de autor, ya que la comunicación de contenido protegido por derechos de autor al público no es un delito penal en Nueva Zelanda. Sin embargo, en un fallo dictado el año pasado, el juez enmarcó el asunto como fraude, una ofensa por la que procede la extradición, por lo que el Tribunal de Apelación rechazó los argumentos de la defensa de Dotcom.

Kim Dotcom no se da por vencido y, a través de su cuenta de Twitter, ha compartido una declaración pública en la que se manifiesta decepcionado por la decisión y que planea llevar el caso ante la Corte Suprema de Nueva Zelanda.

"En su sentencia escrita, el Tribunal ha decidido ignorar nuestras principales y sólidas posiciones sobre por qué no hubo una infracción penal de derechos de autor. En la audiencia sí las admitió. Esto es obviamente extremadamente decepcionante ", escribió.

"Si el Tribunal de Apelación aceptaba que teníamos razón, como lo hizo el Tribunal Supremo, entonces el Tribunal tendría que encontrar que el caso de los Estados Unidos para extraditarme debe fracasar", dijo Dotcom.

Dotcom concluye en su texto: “Muchos casos importantes en Nueva Zelanda no son ganados en la corte de apelaciones, o en cortes inferiores, pero son ganados cuando llegan a la Corte Suprema. Mi caso será uno de ellos”.

El fundador de Megaupload siempre ha insistido en que una decisión negativa en su caso tendría implicaciones más amplias que simplemente su extradición a los Estados Unidos. Él dice que el fallo del Tribunal expone a los ISP locales a responsabilidad penal por el uso indebido de sus servicios por parte de los usuarios, algo que nunca fue intencional según las leyes locales.

El caso de Megaupload, plataforma que fue cerrada en 2012, ha sido definido por el FBI como la mayor investigación de los derechos de autor en la historia de los Estados Unidos.

Kim Dotcom, cuyo verdadero nombre es Kim Schmitz, fue detenido en 2012 en su residencia en Auckland, Nueva Zelanda, sus cuentas congeladas y gran parte de sus bienes confiscados.

Hasta ahora, siete miembros del portal han sido imputados en los Estados Unidos. De ellos, solo el programador estonio Andrus Nomm admitió haber infringido derechos de autor, por lo que fue condenado en 2015 a un año de prisión, que ya ha cumplido.

Más información hipertextual.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin