Demandan a Ramos por lesión a Salah

Jugadores de futbol

En Egipto, desde el pasado sábado, los insultos a Sergio Ramos García, defensa central del Real Madrid, son la regla desde que en una exagerada maniobra lesionó a Mohamed Salah, delantero del Liverpool, dejándolo fuera no sólo de la final de la Liga de Campeones de la UEFA (en inglés, UEFA Champions League) sino, tal vez, del Mundial.

Frente a esta mala noticia para los aficionados del fútbol egipcios, un abogado ha decidido tomar cartas en el asunto. Basem Wahba ha presentado una demanda por 1,000 millones de euros ante la FIFA en concepto de reparación por los "daños físicos y psicológicos" provocados al pueblo egipcio por la lesión del delantero.

"Decidí presentar la denuncia ante la FIFA porque lo que vi en el partido del sábado fue un injuria a todo el pueblo egipcio", señala Wahba en conversación exclusiva con El Mundo. “No estoy bromeando. Lo digo en serio”.

"Desde el sábado he visto varias veces esa escena. Ramos le lesionó intencionadamente. Salah intentó zafarse de él, pero Ramos insistió. Es un baltagi (matón, en árabe). Su verdadero objetivo era lesionarlo de por vida", agrega el abogado.

"Lo hago en nombre del jugador y de un pueblo indignado. Ramos es célebre por sus actos hostiles en el terreno de juego y nunca ha recibido lo que merece. Parece que puede romperle las piernas a un jugador porque, en el peor de los casos, recibirá una tarjeta amarilla o roja. El sábado ni siquiera fue amonestado", replica el abogado.

Salah es "… un modelo de joven egipcio, árabe y musulmán exitoso. Un joven que ha podido dibujar la alegría en el rostro de todos los egipcios. Sólo esperamos que siga triunfando en su club y en la selección egipcia", concluye.

Aunque se considera que la demanda tiene poco futuro, trae luz sobre una verdad en el futbol: un juego rudo como el de Sergio Ramos es fomentado por muchos equipos y no existe consecuencia alguna ni sanción.

Un ejemplo de las medidas que se podrían tomar ocurrió en Nueva Zelanda en 2017. En ese país se acusó de lesiones a un futbolista amateur que en una barrida calificada de agresión grave por un tribunal ocasionó que su oponente cayera, fracturándose la pierna en dos lugares. El agresor fue condenado a 100 horas de trabajo comunitario y a pagar una multa de casi 9,000 euros.

Salah está en España junto al equipo médico del Liverpool para someterse a un tratamiento en los ligamentos de la articulación dañada. Rubén Pons, fisioterapeuta del club británico, ha reconocido que necesitará entre "tres y cuatro semanas" para recuperarse, por lo que su participación en la fase de grupos, que Egipto inaugura el 15 de junio frente a Uruguay, pende de un hilo.

Más información elmundo.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information