Mujer sosteniendo letrero #MeToo

Harvey Weintsein, el poderoso productor de Hollywood que ha sido denunciado penalmente en Los Ángeles, Nueva York y Londres por varias mujeres por acoso sexual, presentó una demanda en contra de su compañía para tener acceso a sus correos electrónicos que, dice, servirán como base de su defensa.

El escándalo se destapó el pasado 5 de octubre con una publicación del New York Times denunciando la conducta sexual del productor. Hasta el pasado viernes se contaban 58 acusaciones, entre ellas de Ashley Judd, Gwyneth Paltrow, Kate Beckinsale y Rossana Arquette.

Tres días después de realizada la publicación, Harvey Weinstein fue despedido de su propia compañía, fundada con su hermano Bob, The Weinstein Co.

Además de las denuncias penales en contra del productor, la empresa misma ha sido demandada civilmente por presuntamente haber encubierto durante décadas la vergonzosa conducta de Weinstein. La acción civil es llevada por la abogada Gloria Allred, quien se ha destacado por representar mujeres como las que acusaron al actor Bill Cosby de acoso sexual, a Summer Zervos que acusa a Donald Trump por difamación y a Jenna Talackova, la primera mujer transexual que ganó el derecho de participar en Miss Universo.

Ahora, la empresa recibe una nueva demanda, esta de su otrora director, en la que piden acceso a documentación y archivos personales. "El señor Weinstein cree que su cuenta de correo electrónico, que es la principal, si no la única, que usó durante el período de su empleo en la empresa, contiene información que lo exonerará y, por lo tanto, a la empresa, de los reclamos que puedan alegarse en contra de él o de la empresa. Además, el señor Weinstein se encuentra en una posición única para ofrecer información y explicar y contextualizar sus correos electrónicos”.

Los abogados de Weinstein, que han presentado la demanda ante los tribunales de Delaware, han pedido al juez que emita un fallo expedito sobre este asunto.

La demanda fue presentada unas horas después de que Ashley Judd declarara en el programa Good Morning America, de la televisora ABC, sobre el encuentro que tuvo con Harvey Weinstein en una suite de hotel a la que ella acudió imaginando que se trataba de una reunión de negocios.

Con detalles, la actriz narró sobre este encuentro del que se libró por un “acuerdo” en el que ella accedió a estar con él solo si ganaba un Oscar en una de sus películas. “Cuando seas nominada”, contra ofertó él, a lo que ella respondió que no, que cuando ganara. Ashley Judd no ha ganado el premio Oscar.

El escándalo de Harvey Weinstein ha permitido que otras mujeres se armen de valor y denuncien a este y otros magnates de la industria del entretenimiento como el director James Tobak, denunciado por Selma Blair y Rachel McAdams, entre otras, o el fotógrafo de celebridades Terry Richardson. El asunto ha escalado a tal grado que se ha desencadenado en redes sociales la campaña #MeToo en la que distintas mujeres denuncian haber sido víctimas de acoso sexual.

Harvey Weinstein se ha generado tantos enemigos que incluso el que fuera propietario de Megaupload, Kim Dotcom, ha ofrecido financiar a las mujeres que tengan casos de acoso sexual en contra de Weinstein y de otros poderosos ejecutivos de Hollywood.

Más información timesofisreal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de pixabay.com