La Procuraduría Federal del Consumidor se ha puesto de moda desde el lamentable incidente de la Lady Profeco, a partir del cual y después de un cambio de administración, ha dirigido acciones contundentes en contra de grandes proveedores como Bimbo, McDonalds, Genomma Lab, cadenas hoteleras, distribuidoras de gas, gasolineras, líneas aéreas, empresas de telefonía móvil, televisión por cable, casas de empeño, entre otros establecimientos comerciales, en un afán por recuperar la credibilidad perdida a lo largo de los años.

 

Aunque tan bien es un hecho que algunas de las acciones de la PROFECO se han concentrado en la capital de la república como es el caso de la revisión  a gasolineras, el aeropuerto de la ciudad de México, el auditorio nacional, bares y discotecas del Estado de México

 

Durante doce años de mi vida fui servidor público. Inicié conel servicio social y concluí ocupando una dirección de área. Al igual que yo, muchos de mis excompañeros han recorrido el escalafón del servicio público y ahora tienen más de quince, veinte o veinticinco años de servicio.

 

Recuerdo tres casos destacables sobre este proceso de crecimiento en la administración pública. Uno de ellos inició como personal operativo y se jubiló ocupando una Dirección General, otro inició como chofer y actualmente ocupa una dirección de área y finalmente una amiga que inició haciendo su servicio social y que actualmente ocupa una dirección de área.

 

La semana pasada se aplicó en todo el país la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) 2012.

 

Por diversas razones la prueba no se aplicó en Mexicali, Baja California, en 10 municipios de Tamaulipas ni en Aguascalientes, aquí por la celebración de la Feria de San Marcos.

 

Destacan los casos de Oaxaca, Michoacán y Guerrero. En Oaxaca no se aplicó porque los maestros estaban en huelga; en Michoacán algunos maestros intentaron impedir que alumnos de secundaria realizarán el examen, a los que estos se opusieron; y en Guerrero robaron los paquetes de la prueba ENLACE.

 

El Diccionario de la Real Academia de la lengua Española define a la vergüenza como la “turbación del ánimo, ocasionada por alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante, propia o ajena”. Aristóteles, en su obra Ética nicomáquea o Ética a Nicómaco dice que “el hombre de bien nunca hará voluntariamente una acción vergonzosa… sólo un corazón viciado es capaz de hacerla… La vergüenza nunca se da en el hombre de corazón completamente recto, puesto que aquella se produce como resultado de las malas acciones, y un hombre de bien jamás debe cometerlas”.

 

Tal vez demasiado tarde habría que recordar estos conceptos a la actual administración, porque parece que no saben lo que es.

 

Este fin de semana ví en la televisión la más reciente campaña de Telcel para ofrecer sus planes de conexión inalámbrica de alta velocidad para navegar en Internet a través de Modems USB.

 

En el anuncio distintos miembros de una familia van subiendo a la red diferentes imágenes incómodas para cada uno de ellos. Aunque el anuncio pareciera inofensivo o gracioso, presenta una visión equivocada del fenómeno de acoso en general y en particular el acoso en Internet o ciberbullying.

 

El acoso siempre ha existido, pero en años recientes se ha agravado por los extremos que sehan alcanzado que al agobiar a la víctima  tan intensamente se pone en riesgo su integridad física.

 

Conforme a nuestra Constitución Política, "en los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección". Y esos derechos incluyen el derecho a la educación,  a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, a la salud, a una vivienda digna y decorosa. Por no mencionar el derecho a la cultura y a la cultura física.

 

Yo no se si México es un estado fallido, pero sí estoy convencido que es un estado que ha fallado, porque muchos mexicanos no disfrutan de estos derechos elementales.

Hace dos meses reportábamos como en China existía indignación por la indiferencia que varios transeúntes y automovilistas mostraron al cuerpo herido de Yueyue, una niña de dos años que fue atropellada dos veces, que estuvo en la calle sin que nadie le prestara auxilio por un período de siete minutos, hasta que una trabajadora de limpieza le brindó los auxilios necesarios y llamó a servicios de emergencia.

 

No sé si en México somos iguales o tal vez peores. Julián Vives León, un hombre mayor, se presentó a un Bancomer a pagar su recibo de luz. Cuando se retiraba de la caja  se llevó las manos al pecho, comenzó a respirar con dificultad, comenzó a sufrir espasmos que lo hacían convulsionarse y nadie lo auxilió.

 

 

Dentro de seis meses, dos semanas y dos días volveremos a tener elecciones federales en nuestro País.

 

Vamos a eligir a los titulares de los miembros de dos Poderes de la Unión. Decidimos quién será el titular del Poder Ejecutivo Nacional y los 500 diputados federales y 128 senadores que conforman el Poder Legislativo. Aunque en realidad sólo elegimos directamente con nuestro voto a 300 diputados y 64 senadores, por que el resto son asignados a los partidos según el número de votos que hayan obtenido, son los llamados representantes plurinominales.

 

En alguna ocasión, cuando se le preguntó a Diego Fernández de Cevallos por que no formaba parte del gobierno de Felipe Calderón dijo, palabras más, palabras menos “porque Calderón tiene la mecha corta y yo no tengo mecha”.

 

Un ejemplo de esa poca paciencia o tolerancia quedó a la vista el pasado domingo con el comunicado de prensa que emitió la Presidencia en relación  a la solicitud de investigación que se presentó el viernes pasado ante la Corte Penal Internacional en su contra, en contra de otros funcionarios y de uno de los principales capos de la droga.