En junio de 2008 entró en vigor la reforma constitucional de seguridad y justicia que modificó diez artículos de la Carta Magna, para transitar de un modelo inquisitivo a uno acusatorio, y este modelo fue impulsado por el ex presidente Felipe Calderón, sin embargo ahora el ex mandatario critica el sistema, al considerar que existe un hipergarantismo.

El hipergarantismo es un fenómeno que se presenta en el sistema penal acusatorio en el que se puede exagerar la protección de los derechos del acusado.

El comentario del exmandatario fue generado cuando el Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco dictó sentencia absolutoria a favor de las cuatro personas que fueron señaladas como responsables del atentado del 15 de septiembre de 2008 en Morelia, Michoacán, por existir violaciones a derechos humanos y fabricación de pruebas.

Según la resolución, a tres de los acusados se les tomo declaración ministerial a pesar de que existía evidencia fehaciente de que habían sido torturados; se videograbó su confesión sin la presencia de un defensor; en la declaración se falsificó la firma de uno de ellos; y, se probó que tres implicados se encontraban en la ciudad de Lázaro Cárdenas, Michoacán, el día de los hechos, sin que se aportaran prueba en contrario.

El exmandatario considera que en este caso se exageraron los derechos de los acusados en perjuicio de las víctimas, pero el expresidente debería considerar que es posible que el trabajo de la Procuraduría General de la República no haya sido suficiente para sostener la acusación.

De la información proporcionada por el Consejo de la Judicatura pareciera que la acusación se basó únicamente en la prueba confesional y testimoniales, y tal vez ese sea el problema.

Un caso con el que podemos comparar la investigación del ataque del 15 de septiembre es el ataque en el Maratón de Boston en 2013. Al exponer la acusación en contra de los presuntos responsables, el FBI presentó videos y fotografías que los colocaban en el sitio donde ocurrieron las explosiones; imágenes que probaban que habían abandonado una mochila, que después se demostró que era de las mismas características que la que contenía los explosivos del atentado; evidencias recolectadas en la casa y el dormitorio de uno de los responsable que los vinculaban con el atentado; etcétera.

La validez de las confesiones es cuestionada en distintos países al ser discutibles en algunos casos los métodos que se usan para obtenerlas, por eso es necesario que éstas se obtengan bajo ciertas circunstancias como es el caso de la advertencia Miranda (Miranda Warning). Si esos requisitos no se cumplen, las pruebas obtenidas a partir de ellas son nulas.

Lo mismo está sucediendo en nuestro país, más aun si se ha probado que en muchas ocasiones se fabrican culpables como lo demostró el documental “Presunto Culpable”.

Por supuesto que existe el riesgo del hipergarantismo, pero si las autoridades de procuración de justicia no se ajustan al nuevo marco jurídico, seguirán obteniendo sentencias en contra.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net