Imprimir
Categoría: Sergio Fonseca
Visto: 760
powered by social2s

Dejando de lado las acusaciones de racismo, excesivo uso de la fuerza, abuso de autoridad, etcétera, que pesan sobre la policía de la ciudad de Ferguson, del Condado de San Luis, en Missouri, en Estados Unidos, y el trágico asesinato de Michael Brown, la información detallada que ha surgido sobre este cuerpo de seguridad nos permite ver las diferencias abismales que existen entre los cuerpos de policía de una ciudad como Ferguson y cualquier población de nuestro país, con una densidad de habitantes semejante.

Por ejemplo, en el caso Michael Brown se puede ver que la respuesta a un asalto con violencia, sin armas y por un monto de 48 dólares, se dio en 11 minutos.

A las 11:51 a.m. Brown entró a la tienda de una estación de gasolina, intimidando y golpeando al dependiente y llevándose un paquete de cigarrillos con valor de 48 dólares. Alguien reportó el incidente al 911 y a las 11:53 el despachador de la policía ya estaba dando aviso por radio de un robo en curso.

A las 11:57 el despachador emitió la descripción del sospechoso. A las 12:00 se reportó el oficial Wilson, el agente que al final disparó 6 tiros en contra de Brown, y preguntó si los agentes que estaban en busca de los ladrones, las unidades 25 y 22, lo necesitaban.

Wilson se topó e identificó a los sospechosos por la descripción y a las 12:02 pidió refuerzos. Si las cosas hubieran salido bien, Brown y su acompañante hubieran sido arrestados y llevados a la comisaría para levantarles cargos once minutos después de haberse cometido el asalto.

A diferencia de Ferguson, en nuestro país las personas ni siquiera se preocupan en reportar este tipo de robos porque en la práctica la policía ignora este tipo de denuncias.

Ferguson es una ciudad con 21,203 habitantes, una población semejante a la que tiene, por ejemplo, Cocula, Guerrero. El Departamento de Policía incluye a 54 oficiales y suboficiales y 20 personas que ocupan cargos administrativos. Los oficiales son todos graduados de la academia de policía, están certificados por el Departamento de Seguridad Pública de Missouri y reciben capacitación continua avanzada.

El cuerpo de policía se divide en oficiales uniformados, detectives para investigaciones criminales, 4 oficiales K-9, patrulla en bicicleta, unidad de tráfico, un equipo de captura de fugitivos, y de oficiales asignados directamente a las áreas residenciales. El departamento cuenta con su propio centro de detención para los delitos menores o faltas administrativas, un centro para almacenar evidencia y bienes decomisados y un campo de tiro cerrado.

Este cuerpo de policía deja de manifiesto, como hemos destacado con anterioridad, que tener una policía profesional es costoso. Sin duda Estados Unidos cuenta con los recursos suficientes para tener policías profesionales.

La economía de México no es comparable a la economía norteamericana, pero nuestro país tiene los recursos para contar con una mucho mejor policía que la que tenemos ahora, la pregunta es ¿cuánto estamos dispuestos a invertir en ello?

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s