Cinta para una escena del crimen

La controversia por la llamada ley mordaza de Sinaloa continúa. Sin duda el artículo 51bis de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tiene partes criticables pero limitar el acceso a la escena de los hechos a periodistas, fotógrafos, camarógrafos, transeúntes y familiares es consecuencia del nuevo sistema de justicia penal y necesaria para la buena conducción de investigaciones.

En el nuevo sistema penal acusatorio la escena del crimen constituye una prueba de vital importancia para la resolución exitosa de un caso por lo que no puede admitirse curiosos o interesados que estén cerca del hecho delictivo, alterando, manipulando, contaminando y destruyendo indicios y evidencias que puedan ser útiles para la investigación y un juicio oral.

Una de las obligaciones de la policía es preservar el lugar de los hechos o del hallazgo y garantizar la integridad de los indicios, recolectar y resguardar objetos relacionados con la investigación y entrevistar a las personas que pudieran aportar algún dato o elemento sobre cómo sucedieron los hechos o de los posibles autores, anotando las primeras manifestaciones que realicen, de ser posible manteniéndolos aislados entre sí y fuera del lugar de los hechos y asegurando su presencia hasta la llegada de los encargados de practicar la investigación especializada y la inspección técnico criminalística.

La extensión del lugar de los hechos o escena del crimen varía dependiendo de las circunstancias y naturaleza del hecho que se investiga y puede incluir otras áreas como vías de acceso y salida, zonas adyacentes, vehículos, etcétera, pero lo que se puede extender 25, 50, 100 o hasta 200 metros según sea el caso y en esa área sólo accederá el personal estrictamente necesario.

Por eso una de las primeras actividades de la policía al llegar a la escena de un hecho posiblemente criminal es despejar el lugar de los hechos, restringiendo el acceso y desalojando a los curiosos a fin de que la escena se mantenga intacta y eso incluye a periodistas fotógrafos, camarógrafos, familiares, transeúntes y curiosos.

Esto llevamos viéndolo durante años en las series de televisión, pero ahora en nuestro país deberá llevarse a la práctica. A todos, incluyendo a los periodistas, les costará acostumbrarse, pero es necesario si de verdad queremos un sistema de justicia moderno.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net