A principios de esta semana el Congreso del Estado de Puebla aprobó una ley para regular el uso legítimo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad del estado, que regula el uso de armas no letales y armas de fuego en manifestaciones violentas, emergencias y desastres naturales, por lo que en Internet se la ha llamado Ley Bala.

La Ley para proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por Parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado de Puebla fue calificada por la organización no gubernamental Artículo 19 como una legislación que atenta contra la protesta social y viola los derechos humanos.

El artículo que más se ha prestado a controversia es el 46 que por un aparte prohíbe el uso de armas de fuego y por otra establece que “se dotarán a los elementos de los cuerpos policiales, de los distintos tipos de armas, municiones y equipo adecuado de modo que puedan hacer un uso diferenciado de la fuerza, así como de armas de fuego”.

Por esta disposición es que se ha dado en llamar a esta ley, la Ley Bala, por supuestamente autorizar el uso de armas contra manifestantes.

Si bien esta disposición puede resultar contradictoria, varios artículos de la ley claramente establecen que un elemento policial sólo puede hacer uso de un arma de fuego en caso de legítima defensa o para evitar afectaciones graves que entrañe una seria amenaza para la vida.

Inclusive el artículo 10 de la ley establece que existe legítima defensa  “cuando exista agresión real, actual o inminente que ponga en peligro la vida o a la integridad física que implique lesión grave”, además, establece que deberán aplicarse los principios de “racionalidad y proporcionalidad en los medios empleados, para la defensa de la vida y la integridad física”.

Si algún caso de disparo de arma de fuego no se adecua a estos supuestos, no se considerará legítima defensa, y el elemento policial será sancionado penal y administrativamente.

Y la aparente contradicción que existe en el artículo 46, se encuentra en apego a lo previsto en el principio 14 de los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, Adoptados por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento.

Este principio deja implícita la portación de un arma de fuego por un elemento policial en una manifestación al prever que puede ser utilizada para disolver reuniones violentas.

Este principio señala que en esos casos los elementos policiales podrán utilizar armas de fuego cuando no se puedan utilizar medios menos peligrosos y únicamente en la mínima medida necesaria.

Sin duda la ley presenta una falta de técnica jurídica, ambigüedades y existen temas y términos que pudieron haberse sido profundizados y no hacerlos a un lado para que se desarrollen en reglamentos y protocolos, como es el definir cuándo una manifestación se considera violenta; pero es un hecho que la ley para regular el uso de la fuerza pública en Puebla se encuentra apegada a principios internacionales, incluyendo el uso de armas de fuego en reuniones o manifestaciones violentas.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net