El pasado mes de julio iniciamos el seguimiento de una queja presentada ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) en contra de un taller mecánico por no respetar el presupuesto aprobado por el consumidor, entre otras irregularidades, para poner aprueba la eficacia de esa institución.

 

Continuando con el seguimiento del caso, el día de ayer se llevó a cabo la audiencia de conciliación a la que no se presentó el proveedor, presentando un escrito en el que afirma haber sido intervenido quirúrgicamente el 23 de agosto y habérsele prescrito absoluto reposo, por lo que no podía presentarse a la audiencia, solicitando una prorroga de quince días para atender el requerimiento de la Procuraduría.

 

Sin embargo, el artículo 109 de la Ley Federal de Protección al Consumidor establece que en el caso de personas físicas pueden acreditar la personalidad basta exhibir una carta poder firmada ante dos testigos o poder notarial en caso de personas morales, por lo tanto la propietaria del taller mecánico pudo haber designado un representante para que atendiera la audiencia, si se encontraba supuestamente impedida para atender el requerimiento de PROFECO.

 

Asimismo, se presume la falsedad en la declaración de la proveedora porque recibió personalmente la notificación correspondiente el 18 de septiembre de 2013, cuando supuestamente debía de guardar reposo absoluto.

 

En consecuencia, la PROFECO aplicó a la proveedora tres multas distintas de $1,500.00 pesos cada una, por no asistir a la audiencia, por no rendir el informe a que se refiere la ley y por no presentar un extracto del mismo.

 

Una vez que las multas sean notificadas, la proveedora podrá interponer recursos de revisión en contra de las multas y después impugnarlas ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa o acudir directamente al tribunal dentro del plazo de cuarenta y cinco días siguientes a aquél en que haya surtido efectos la notificación de la resolución impugnada. Lo anterior implicará a la proveedora invertir recursos superiores al daño generado al consumidor.

 

La PROFECO estableció una nueva fecha para celebrar la audiencia de conciliación, fijándola para el 7 de noviembre de 2013, 43 días después de celebrada la primera audiencia. Sin embargo, el artículo 112 de la ley antes citada establece que esta audiencia debe realizarse en un plazo no mayor a 10 días, por lo que una vez más, por razones administrativas, el organismo no da cumplimiento a un mandamiento de ley.

 

Así, cuando se celebre esa audiencia el asunto llevará tramitándose ante la Procuraduría 100 días naturales.

 

 

www.miabogadoenlinea.net