Los gobiernos federal y locales nos muestran con una gran desfachatez que para recibir justicia es necesario ser millonario o intelectual.

 

Los secuestradores de Fernando Martí fueron detenidos y consignados por que al final, era hijo del empresario Alejandro Martí. Los asesinos de Juan Francisco Sicilia Ortega fueron capturados porque era hijo de Javier Sicilia.

 

Y ahora el poeta Efraín Bartolomé, denunció que en la madrugada del día 11 de agosto había sido víctima de un cateo ilegal en su casa ubicada en la colonia Torres de Padierna, en la Delegación Tlalpan del Distrito Federal, efectuado por policías que el identifica como de la PFP, en el que se hicieron destrozos en su casa, e incluso le robaron varios objetos, entre ellos un reloj Omega Speedmaster Professional.

 

Ese mismo día la respuesta de las autoridades no  se hizo esperar.

 

La Policía Federal se deslindó del asunto e informó que fueron policías del Estado de México los responsables del operativo, y el gobierno federal condenó los hechos.

 

El Procurador General de Justicia del Distrito Federal Miguel Ángel Mancera se comunicó con el poeta, y personal de la Procuraduría y Servicios Periciales estuvo en su domicilio e iniciaron una averiguación previa por el incidente.

 

El Procurador del Estado de México, Alfredo Castillo Cervantes, reconoció que personal adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México fue la que realizó el operativo, y se comunicó también con el poeta.

 

El día doce, el procurador Castillo Cervantes visitó a Efraín Bartolomé en su casa, le ofreció una disculpa, le explicó las razones del incidente, y le prometió investigar quienes eran los responsables del robo del reloj, dejando en prenda su reloj Mont Blanc, adquirido cuando nació su hija.

 

El 15 de agosto el Procurador Alfredo Castillo, regresó personalmente al poeta el reloj Omega Speedmaster Profesional y no aceptó que le devolvieran su reloj, “hasta que estuviera ya todo en orden y reparado”.

 

El 16 de agosto el procurador Castillo informó que ya estaba identificado el agente que realizó el hurto y que el nombre sería proporcionado a la Procuraduría del D.F.

 

Todo en 5 días.

 

Casualmente, el 12 de agosto la Comisión Nacional de Derechos Humanos publicó en el Diario Oficial de la Federación  la Recomendación General No. 19 Sobre la Práctica de Cateos Ilegales, dirigida al Secretario de Gobernación, General Secretario de la Defensa Nacional, Almirante Secretario de la Marina, Secretario de Seguridad Publica Federal, Procuradora General de la Republica, Procurador General de Justicia Militar, Gobernadores, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Secretarios de Seguridad Publica y Procuradores Generales de Justicia de las Entidades Federativas.

 

En ella señala que de enero del 2006 al 31 de mayo del 2011 recibió 3,786 quejas por cateos ilegales, por lo que calificó de “alarmante” esta situación, ya que “se ha convertido en una práctica común de las autoridades de seguridad en el combate a la delincuencia” en la que “las autoridades ingresan al domicilio de las personas, las amenazan, lesionan, alteran pruebas y las detienen, además de que les roban sus pertenencias”.

 

La Comisión reportó que durante este mismo periodo se emitieron 31 recomendaciones en las que se manifiesta el abuso al derecho a la inviolabilidad del domicilio.

 

Y esos son los casos que alcanzan a llegar a esa Comisión.

 

Pero bueno, Efraín Bartolomé recuperó su reloj Omega Speedmaster Profesional y tal vez los demás bienes robados, le pagarán los daños recibidos y recibió una disculpa por parte de un alto funcionario público, todo gracias a que pertenece a una élite de este país. Igual que en épocas pasadas.

 

Mientras, los ciudadanos comunes tendrán que esperar que las autoridades atiendan la recomendación de la CNDH.

 

Nada cambia, todo sigue igual.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net