Imprimir
Categoría: Sergio Fonseca
Visto: 3678
powered by social2s

Los medios tradicionales han centrado la discusión del RENAUT en si Felipe o Andrés tienen registrados más de x celulares en su nombre, la confiabilidad y seguridad de datos inútiles, o los muy sesudos, en cuestionar la falta de un reglamento.

 

Pero lo que debíamos estar preguntando es ¿por qué el ejecutivo federal ha estado dispuesto a violar el principio de legalidad y el Estado de Derecho con la operación del falso RENAUT? ¿Por qué inclusive ha puesto en riesgo la existencia del mismo?

 

¿Por qué los concesionarios, aparecen como paladines de la justicia, a sabiendas de que ellos también están violando la Ley al no requerir la documentación necesaria para la identificación en las nuevas líneas que están vendiendo? ¿Por qué sólo señalan al gobierno y no a TELCEL o MOVISTAR, siendo que era de ellos la obligación de recabar la información y documentación de los usuarios propietarios de los móviles vendidos antes de la entrada en vigor del RENAUT?

 

 

¿Por qué el poder legislativo se mantuvo en silencio durante casi un año sobre el tema,  a pesar de que la Cámara de Senadores fue la que creó el RENAUT y que el mismo fue aprobado por todos los partidos en el Congreso de la Unión? ¿Por qué la Cámara de Senadores no ha exigido al ejecutivo federal que dé respuesta al punto de acuerdo aprobado en septiembre de 2009 en el que cuestiona las irregularidades que presenta el RENAUT?

 

Estas preguntas me llevan a recordar un post que publicamos en este sitio el 9 de diciembre de 2008, en el que destacamos la importancia del registro, pero más que de los datos para identificar al usuario, lo escencial de obligar a las compañías de telefonía celular a contar con tecnología que permita localizar la posición geográfica de un móvil, llegando incluso a indicar con precisión su ubicación con un margen de error mínimo.

 

Esta obligación se plasmó en el artículo 44, fracción XII, inciso e) de la Ley Federal de Telecomunicaciones: “Los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones deberán… llevar un registro y control separado de sus usuarios, el cual contenga como mínimo… la ubicación digital del posicionamiento geográfico de las líneas telefónicas”.

 

La tecnología existe. En Estados Unidos en relación con el servicio de emergencias 911 la Federal Communications Commission (FCC) obligó  a las compañías proveedoras de servicio a desarrollar tecnología para localizar el móvil del cual se está pidiendo ayuda. Las distintas técnicas permiten determinar la posición de un móvil en un mapa con un margen de error de entre 50 y 300 metros.

 

Claro que desarrollar esta tecnología les costó, pero las concesionarias empezaron a ofrecer el servicio a sus clientes para abaratar dichos costos. El paladín de la justicia, MOVISTAR es uno de ellos, e inclusive ese servicio lo ofrece en nuestro país.

 

Pareciera que la respuesta a mis preguntas está exactamente en los costos que implicaría para TELCEL y MOVISTAR aplicar esta tecnología.

 

Uno de nuestros objetivos en esta revista jurídica es pugnar por una cultura de la legalidad y el respeto al estado de derecho. Y es por eso que en ocasiones somos ácidamente críticos con las autoridades o abordamos con insistencia ciertos temas, como es el caso del RENAUT, donde se viola la legalidad.

 

La cultura de la legalidad implica que cada uno de nosotros respetemos y cumplamos con la ley y que exijamos lo mismo de los demás, incluyendo a las autoridades, pero no podemos exigir y acatar lo que no conocemos. Se cuestiona Gerardo Laveaga en su obra “La Cultura de la Legalidad” “¿No tendríamos un mundo más habitable si la gente respetara la ley?”

 

Por eso utilizamos este medio para informar y denunciar. Cuando los medios de comunicación omiten denunciar irregularidades como las del RENAUT, sentimos que estamos pregonando en el desierto. Pero también sabemos, que los casi 40,000 visitantes que tenemos al mes están interesados en nuestro pregón (por eso, gracias) y que si bien aun no tenemos el grado de penetración que tienen otros medios, estamos en vías de lograrlo y aportar para la creación de una cultura de la legalidad.

 

Algunos piensan que somos ingenuos o que es imposible, pero estamos seguros que la gran mayoría de los mexicanos anónimos, somos mejores que lo que vemos en los noticieros, y que podemos transformar a nuestro país participando, exigiendo y denunciando.

powered by social2s