Imprimir
Categoría: Sergio Fonseca
Visto: 147
powered by social2s
Bandera de México

 

El martes, la Cámara de Diputados aprobó las reformas constitucionales que incorporan a nuestra Constitución la figura de revocación de mandato que prácticamente se encuentra vigente en todos los estados y que modifica la regulación de la consulta popular. Previamente fueron aprobadas por el Senado.

Al ser una reforma constitucional, ahora pasa a los congresos de los estados. Si es aprobada por al menos 17 entidades, se enviará al  Poder Ejecutivo para que sea promulgada. Lo más probable es que se convierta en legislación vigente.

Pero como está planteada la figura presenta otros problemas.

La reforma adiciona al artículo 84 de la Constitución un nuevo párrafo que a la letra dice: “En caso de haberse revocado el mandato del Presidente de la República, asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo quien ocupe la presidencia del Congreso; dentro de los treinta días siguientes, el Congreso nombrará a quien concluirá el periodo constitucional. En ese periodo, en lo conducente, se aplicará lo dispuesto en los párrafos primero, segundo, quinto y sexto”.

Además, la reforma adiciona una fracción IX, al artículo 35 del mismo ordenamiento, que en su primer párrafo, inciso 2 establece que “Se podrá solicitar en una sola ocasión y durante los tres meses posteriores a la conclusión del tercer año del periodo constitucional."

La reforma se incorpora al artículo 84 porque este regula la forma de cubrir la falta absoluta del presidente de la República y el proceso a seguir para nombrar presidente interino o sustituto. La primera regla incluida en el primer párrafo es que mientras el Congreso de la Unión nombra al presidente interino o substituto, el secretario de Gobernación asume provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.

Los párrafos tres y cuatro establecen las reglas a seguir cuando la ausencia absoluta se da dentro de los dos primeros años de gobierno. En ese caso, se debe nombrar un presidente interino. Los párrafos tres y cuatro establecen que si el Congreso de la Unión está en sesiones, se constituye en Colegio Electoral, nombra un presidente interino y expide la convocatoria a elecciones presidenciales. Si el Congreso no estuviere en sesiones, la Comisión Permanente lo convocará inmediatamente a sesiones extraordinarias.

En los párrafos quinto y sexto prevé el proceso para nombrar al presidente substituto, cuando la falta ocurra en los cuatro últimos años del periodo que corresponda. Así, se señala que si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones, se constituye en Colegio Electoral que designará al presidente substituto que deberá concluir el período. Si el Congreso no estuviere en sesiones, la Comisión Permanente lo convocará inmediatamente a sesiones extraordinarias.

Los párrafos primero, quinto y sexto son importantes porque en lo conducente son lo aplicables para el caso de revocación de mandato.

Pero existe una contradicción entre el primer y sexto párrafo. El primer párrafo dice que mientras el Congreso de la Unión nombra al presidente interino o substituto, el secretario de Gobernación asume provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo, pero el sexto dice que en caso de revocación quien la asume es “…quien ocupe la presidencia del Congreso...” ¿Qué es lo “conducente”? ¿O tal vez sólo se refiere a los requisitos para ocupar la presidencia?

Otra pregunta que surge es en cuanto al “presidente del Congreso” que es quien se supone debe asumir la presidencia provisionalmente en caso de revocación. Pero esa figura sólo existe en ocasiones específicas.

El poder legislativo se divide en Cámara de Diputados y Cámara de Senadores, y conforme al artículo 5 de la Ley Orgánica del Congreso General del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, cuando sesionan conjuntamente se considera Congreso General, y el presidente de la Cámara de Diputados será presidente del Congreso. Es decir, el presidente del Congreso es el presidente de la Cámara de Diputados cuando las Cámaras sesionan conjuntamente. Así, la figura es transitoria, provisional.

Mientras las Cámaras no sesionen conjuntamente, no existe un presidente del Congreso, lo que da una laguna de tiempo entre la revocación de mandato y la sesión del Congreso General, mientras ¿Quién ocupa la presidencia de la República? ¿El secretario de Gobernación? 

En mi opinión la redacción del párrafo que se adiciona es confusa. Otros pueden considerar que la redacción deja clara la transición en la revocación de mandato. Porque se presta a interpretaciones, hubiera sido más conveniente ser más específicos.

Por ejemplo, el artículo 85 establece en su segundo párrafo que si al comenzar el periodo constitucional hubiese falta absoluta del presidente de la República, asumirá provisionalmente el cargo el presidente de la Cámara de Senadores, en tanto el Congreso designa al presidente interino.

Esperemos que no vivamos una revocación de mandato en el corto plazo, para evitar discusiones que nos lleven a una crisis política

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s