Billetes de pesos

El diario El Universal ha publicado en esta semana dos notas relacionadas con las remuneraciones en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), destacando, por una parte, que el Tribunal adquirió nuevos vehículos para los magistrados, y que estos no están dispuestos a reducir la remuneración que reciben, como medida de austeridad.

La remuneración de los funcionarios públicos en general, ha sido un tema que hemos venido tocando en Notas al margen de miabogadoenlinea.net y resulta interesante analizar el tema del poder judicial a la luz de lo publicado por el diario.

El que un magistrado del TRIFE cuente con un vehículo para el apoyo a sus actividades, es lo que se conocía hasta 2009 como “Prestaciones Inherentes al Puesto” y en el “Manual de percepciones, prestaciones y demás beneficios de los servidores públicos del Poder Judicial de la Federación” para ese Ejercicio Fiscal, se describen como “Apoyos económicos o en especie que se otorgan en función al puesto y nivel jerárquico de los servidores públicos; tienen como propósito coadyuvar al mejor desempeño de sus funciones y al cumplimiento de sus responsabilidades de conformidad con los lineamientos expedidos por los Órganos de Gobierno".

Esas prestaciones son la asignación de uno o más vehículos, la asignación de teléfono celular, radiocomunicación e internet móvil, según las necesidades del servicio, y la cobertura para gastos de alimentación,

Hasta 2009 era fácil de identificar estas y otras prestaciones, pero ahora ya no aparecen en el Manual que emite el Poder Judicial, que, por cierto, cambió de nombre y ahora se identifica como “Manual que Regula las Remuneraciones de los Servidores Públicos del Poder Judicial de la Federación”. Esto es a partir de las reformas constitucionales en materia de remuneraciones publicadas en el Diario Oficial del 24 de agosto de 2009. Así, no es claro ya a qué prestaciones en especie tienen derecho en el Poder Judicial de la Federación.

En mi opinión, un servidor que recibe un ingreso neto superior a los 40 días de salario mínimo, no debe recibir más prestaciones que las previstas en la ley y el seguro de separación individualizado, ya que su nivel de ingresos le permite tener un estilo de vida que no requiere de apoyos adicionales como un automóvil, celular, gastos de alimentación, seguro de gastos médicos mayores, etcétera.

En cuanto a su salario, éste cuenta con protección constitucional y es aprobado por la Cámara de Diputados cuando se aprueba el Presupuesto de Egresos de la Federación, como ya hemos señalamos aquí y aquí. Esos los salarios son irrenunciables y no pueden ser disminuidos durante la vigencia del Presupuesto de Egresos.

Pero en el caso del Poder Judicial de la Federación y de los magistrados electorales, existe una protección constitucional adicional prevista en el párrafo 11 del artículo 94 que establece que  "La remuneración que perciban por sus servicios los Ministros de la Suprema Corte, los Magistrados de Circuito, los Jueces de Distrito y los Consejeros de la Judicatura Federal, así como los Magistrados Electorales, no podrá ser disminuida durante su encargo".

Así, mientras estén en su encargo, las remuneraciones de los magistrados electorales no pueden ser reducidas. Pero si las prestaciones no son parte de la retribución, estás si pueden reducirse en el Presupuesto de Egresos, lo que es responsabilidad de la Cámara de Diputados.

En resumen, quien ha permitido que los salarios de los servidores públicos sean tan elevados en algunos casos, es la Cámara de Diputados, y para reducirlos y las prestaciones que reciben no se requiere de una ley, sino modificarlos antes de aprobar en el Presupuesto de Egresos.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net