De las crisis nacen las oportunidades y esta crisis no ha sido la excepción para algunos que han logrado cambiar la mala situación de sus negocios y adaptarse a las circunstancias actuales. Eso está haciendo una empresa en Japón que, promocionándose en contra del “divorcio por coronavirus”, ofrece rentas cortas de sus departamentos amueblados.

 

Con las medidas de distancia social, los tribunales se han tenido que adaptar a la circunstancia y en varias jurisdicciones en lugar de suspender los procesos, particularmente en materia penal, se ha optado por videoconferencias usando el servicio de moda Zoom.

 

Las reglas impuestas sobre el cierre de actividades varían de un país a otro, o incluso entre regiones de un mismo país, siendo la constante la dificultad de los pobladores de cumplir responsablemente con las reglas para evitar la propagación del virus.

 

Después de que Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, visiblemente molesto dijera que instruía a la policía nacional a disparar a matar a quien interrumpiera el orden y la paz en esta situación de emergencia, el jefe de la Policía Nacional de Filipinas aclaró que no, que no dispararán a matar.

 

La Oficina de Activos Criminales de Irlanda, Cab por sus siglas en inglés, incautó a un traficante de drogas 53.6 millones de euros, la mayor cantidad de dinero procedente del crimen que en los 25 años de operación de esa entidad se ha incautado. La mala noticia es que el dinero está en bitcoins y el delincuente perdió los códigos de acceso.

 

Además del pago de una multa, el berrinche de un abogado de Ohio, Estados Unidos, recibió una sanción muy singular que, como lo reportó Celveland.com, fue un castigo tipo Bart Simpson: escribir con letra legible la conducta que no debe presentar.

 

En 2018, Sinclair Target, el propietario de Two-Bit History, un sitio dedicado a la historia de la computadora, escribió un exitoso artículo sobre la matemática Ada Lovelace, a quien algunos consideran la primera programadora de computadoras. Una compañía contra la piratería lo eliminó porque se atrevió a usar la palabra "did".

 

Se presume que el youtuber ruso conocido como Kara.prank fue detenido por la policía de Moscú por cargos de vandalismo, por un video en el que al haber fingido estar contagiado del coronavirus de Wuhan, atemorizó a numerosos pasajeros del metro.

 

Un tribunal en Múnich, Alemania, sentenció a prisión a un hombre de 30 años que se hizo pasar por médico e hizo que mujeres y niñas se dieran descargas eléctricas que pusieron en riesgo sus vidas.