Gracias al mensaje de Twitter de un jefe de la policía, los nigerianos han conocido que tener relaciones sexuales dentro de un vehículo estacionado no es un delito.

En España, la Audiencia Provincial de Granada condenó a una mujer a reembolsar a su exnovio 2,000 euros por gastos que él realizó durante su noviazgo y que ella no abonó una vez que la relación sentimental se dio por terminada.

En la India, un hombre que era requerido por una corte familiar para pagar la manutención o pensión alimenticia a su esposa fue detenido por la policía durante una noche porque los policías no entendieron la orden judicial que fue emitida en inglés.

Una ciudad de Indonesia aprobó la semana pasada la prohibición de actos de la comunidad LGBTQ, imponiendo multas a los integrantes de esta comunidad que alteren el orden público.

Este martes, la Corte de Distrito de Cork, Irlanda, condenó por daños a cuatro meses de prisión, dos meses suspendidos, a Kathleen McDonagh, una mujer de 25 años que en diciembre de 2016 abrió en un supermercado un bote de papas Pringles.

Tanja Knapp, directora de la academia de la policía de Berlín, en Alemania, hizo un llamado este lunes para que la instrucción a los nuevos policías haga mayor hincapié en la enseñanza del alemán que del inglés.

La Suprema Corte de Corea del Sur confirmó un fallo de menor instancia que condena a un hombre a pagar una multa por haber enviado 236 mensajes no solicitados a una mujer.

En Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, una corte de apelaciones sentenció a un sujeto que robó un par de sandalias de un templo a un mes de detención. Originalmente había sido condenado a tres años de prisión y a la deportación.

Una mujer que laboraba como personal de limpieza en distintas instalaciones públicas, fue condenada en Grecia a diez años de prisión por haber mentidor sobre su nivel académico, en un fallo judicial que ha provocado un escándalo en dicho país.