Dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos y el caso de este abogado argentino parece confirmarlo.

 

Se trata de un sujeto que en 1998, durante una visita al zoológico de La Plata se acercó a la jaula de Telly, una osa tibetana de 200 kilogramos de peso, para darle de comer. (Cualquier niño sabe que NO se debe alimentar a los animales en el zoológico).

 

Durante su temerario acercamiento al animal, éste alcanzó a darle un zarpazo y a morderle la mano derecha, de lo que resultó que perdió el dedo índice y la ocasionó graves daños en el dorso de la mano y en el antebrazo. Eso sin mencionar el estrés emocional que debió ocasionarle a sus hijos que lo acompañaban en la visita familiar. Pero esto es otro tema porque hasta donde se conoce los niños no han demandado a su padre por ello.

 

Este abogado decidió demandar al zoológico el pago de daños y tras años de litigio, el caso llegó a la Suprema Corte de Argentina que acaba de dictaminar que si bien es cierto que la víctima de Telly merece una indemnización, no debe adjudicársele de manera completa. Se reconoce así que el zoológico incurrió en faltas de seguridad, pero que el hombre también fue responsable del accidente y por tanto, deberá renunciar al 60% de la indemnización decidida por el juez de primera instancia, por lo que es muy probable que en cuentas finales haya salido perdiendo al haber litigado el caso.

 

Lamentablemente se reporta que Telly falleció durante estos años por lo que no alcanzó a conocer del veredicto final.

 

Fuente BBC Mundo 
www.miabogadoenlinea.net

¿Qué tan inteligentes somos los abogados? De acuerdo con un estudio del Centro de Mercado y Organizaciones Públicas de la Universidad de Bristol, no tanto como lo eran los abogados nacidos en la década de los 50.

 

En un estudio que condujo la organización antes mencionada (CMPO por sus siglas en inglés) y cuya finalidad es analizar la interacción de los sectores públicos y privados en la economía a fin de diseñar políticas públicas, los abogados nacidos en 1970 son solo 8% más inteligentes que el común de la población, mientras que los nacidos en 1958 eran el 11%.

 

Según este estudio, la profesión jurídica es la que ha decaído en más puntos porcentuales entre una generación y otra, ya que en otras profesiones la brecha es de un 1%

 

Pero que quede claro que esto solo se refiere a los abogados británicos. Los mexicanos, y sobretodo los nacidos en la década de los 70, seguimos siendo tan inteligentes como cualquier jurisconsulto romano, y aquí no hay estudio que compruebe lo contrario.

 

Fuente Quizlaw
www.miabogadoenlinea.net

La actuación del poder judicial en algunos casos, sobretodo del orden criminal, han tenido que ser interrumpidos algunas ocasiones debido a olores excesivos que impiden la concentración de las personas o que incluso han provocado oleadas generalizadas de nausea.

 

No hace mucho la Corte Criminal de Bristol en Gran Bretaña, tuvo que suspender todas sus labores y evacuar el edificio porque se presentaba un fuerte aroma a ajo que llevó a una masiva visita por parte de jueces, abogados, jurados y hasta testigos a los sanitarios debido a lo penetrante del olor.

 

Pero este no es el único caso, en otro caso en Gloucester se abnadonó un caso de chantaje debido a que el fuerte aroma corporal de un jurado evitaba que los demás se concentraran apropiadamente en el caso.

 

Inglaterra no es el único lugar en donde se han cancelado juicios por olor corporal, ya que también en Estados Unidos una corte de apelaciones tuvo que desintegrar al jurado debido a que uno tenía serios problemas de higiene corporal que colocaba a los demás en “desventaja al momento de concentrarse”.

 

Todo estos hay que tomar en cuenta en México en la transición a los juicios orales, por que si ya los medios están adoptando los términos anglosajones como fiscal en lugar de Ministerio Público, también se podrían adoptar las mañas de los jurados.

 

Fuente Times on Line

miabogadoenlinea.net

En Pozo de Alcón, Jaén, España, se concedió el indulto a una madre que fue condenda a 67 días de cárcel y a la prohibición de acercarse a 500 metros de su hijo por un período de un año, tras darle una bofetada.

 

Los hechos ocurrieron en el 2006 cuando el niño, tras mentir a la madre sobre sus tareas, le lanzó un zapato y corrió al baño a esconderse. Cuando la madre lo encontró, lo agarró del cuello y le dio un golpe en la cabeza, que llevaron al niño a golpearse la nariz en el lavabo.

 

Por supuesto, al día siguiente en el colegio la noticia trascendió y la madre fue acusada de violencia doméstica, juzgada y sentenciada.

 

Por carecer de antecedentes penales y ser la pena menor de dos años, no tuvo que cumplir el tiempo en prisión, pero sus abogados solicitaron el indulto en cuanto a la orden de acercarse a su hijo, porque además de que se consideró exagerada la pena, un alejamiento de 500 metros en el pueblo donde viven, de 5200 habitantes, suponía que uno de los dos tuviera que dejar de vivir ahí.

 

En la sentencia inicial se había reconocido que aunque el niño tenía un carácter “difícil” los hechos cumplían con todos los elementos de maltrato infantil, sobre lo cual condenaron a esta mujer.

 

Con el indulto concedido, podrá seguir viviendo con su hijo, siempre que no cometa ningún delito por un período de dos años, por lo que está bajo prueba.

 

Si en México hubieran existido estas leyes hace 30 años, mi primo hubiera podido “librarse” de su madre, no un año, sino varios…

 

Fuente Elpais.com
www.miabogadoenlinea.net

La compañía australiana Arnott, que comercializa biscuits (cuya traducción literal en español es bizcocho) amenazó a la empresa estadounidense Krispy Kreme de inciar acción legal en su contra por violación de derechos de propiedad industrial.

 

El motivo de la disputa es la dona Iced  Dough-Vo de Krispy Kreme, que se trata de una dona glaseada de color rosa, salpicada con coco y rellena de mermelada de frambuesa, ya que Arnott dice que es igual a su bizcocho Iced Vo-Vo, que es un pan glaseado de color de rosa, salpicado con coco y relleno de mermelada de fresa, que fue registrado por la famosa empresa australiana en 1906.

 

El representante ejecutivo de Krispy Kreme en Australia declaró que no su empresa no está violando los derechos de propiedad industrial de Arnott en vista de que todo mundo sabe y conoce la diferencia entre una dona y un bizcocho (¿una tiene hoyo y la otra no?) y por ello no se crean condiciones de confusión en el consumidor, por lo que aparentemente no retirarán del mercado este producto.

 

Krispy Kreme inició la comercialización de este tipo de dona como parte de una edición limitada de panes con temas australianos. El bizcocho de Arnott es un pan muy consumido en Australia desde hace varias generaciones.

 

Fuente BBC News
www.miabogadoenlinea.net

El Juez del 6° Distrito en Pocatello, Idaho, Estados Unidos, hizo lo impensable: ordenó que silenciaran al acusado sellándole la boca con cinta adhesiva.

 

El acusado, un hombre de 23 años, se encuentra ante la Corte en revisión de su caso por incumplir su periodo probatorio. Fue acusado por robo en el 2008, pero su sentencia se retuvo para observar su respuesta al tratamiento psiquiátrico. En octubre del año pasado salió del hospital mental en que estaba recluido, pero no ha tomado su medicamento lo que lo ha llevado a actuar erráticamente como lo demostró durante la audiencia, hablando cosas sin sentido y sin obedecer varios pronunciamientos del juez para que guardara silencio. De ahí la drástica medida.

 

Por supuesto que la decisión judicial ha sido muy controvertida y cuestionada, pero ni el poder judicial de Idaho ni el juez han prestado declaración sobre los hechos.

 

Tal vez otros jueces estén en espera de ver que pasa con este capítulo de la historia judicial para comprarse también algunos rollos de cinta adhesiva y tenerlos a la mano, solo por si acaso.

 

Fuente Associated Press

miabogadoenlinea.net

La Suprema Corte de los Estados Unidos estuvo discutiendo durante una hora sobre ropa interior y cavidades de los estudiantes de aquel país. Esto como resultado del estudio del caso de la demanda que interpuso una persona, estudiante en el 2003, en contra del director de su escuela por autorizar que se le desnudara para que le buscaran pastillas que supuestamente llevaba de contrabando.

 

En diversas escuelas en Estados Unidos se efectúan este tipo de revisiones en las mochilas y bolsillos de los estudiantes para buscar la introducción de drogas para ser distribuidas entre los estudiantes. La Suprema Corte está revisando lo relativo a la legalidad de hacer estas revisiones no solo en la ropa interior, sino también en diferentes cavidades corporales.

 

La demandante del caso que ha desatado esta discusión, fue revisada cuando otra estudiante la acusó de llevar ibuprofeno. Cuando las mujeres oficiales no encontraron pastillas en su mochila ni en su ropa exterior, la desnudaron, sacudiendo su brassiere y jalando sus calzones a los lados para “echar ojito”.

Probablemente los asaltantes no querían matar a nadie, sin embargo, sus actos llevaron a la muerte de su víctima y tendrán que responder por ello. Así lo ha determinado la justicia argentina en un caso que no cuenta con mayores precedentes.

 

La víctima de los hechos fue una mujer de 84 años, quien si bien no fue golpeada directamente por los asaltantes, al cometer el asalto le produjeron un serio susto que desembocó en una insuficiencia cardiaca aguda que la llevó a la muerte.

 

Los asaltantes fueron condenados a prisión entre 20 y 25 años por homicidio en ocasión de robo, ya que de acuerdo con las leyes penales se puede condenar a la persona si se encuentra un nexo causal entre el robo y la muerte, que en este caso fue el susto que le provocaron a la mujer. Además se argumentó que aunque los asaltantes no conocían el historial médico de la víctima, si podían prever que debido a su edad los riesgos de que sufriera un infarto eran muy altos.

 

Probablemente los asaltantes no imaginaron que terminarían acusados de homicidio cuando no utilizaron ningún arma, pero es una buena ocasión para demostrar que los actos tienen consecuencias y que hay que hacerse responsable de las mismas.

 

Fuente BBC Mundo

www.miabogadoenlinea.net

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández había declarado que en realidad la inseguridad que se vive en su país no es tal, ya que se trata más de la percepción de las personas de este problema debido a la cobertura mediática.

 

Pero, ¿seguirá pensando lo mismo ahora que la Casa Rosada, casa de gobierno, fue el blanco de un robo?

 

Del museo de la Casa Rosado fueron extraídos dos artículos que estaban en exhibición y que pertenecieron a un ex presidente de aquel país. Lo peor es que nadie sabe cuando ocurrió el robo pues se estaban haciendo trabajaos de remodelación y solo se dieron cuenta de los artículos faltantes al volver a montar la exposición.

 

Y como en cualquier país, ya empezaron las acusaciones de unos a otros, no en cuanto al robo mismo, sino a la inseguridad porque la presidente acusó al poder judicial de no trabajar al no encarcelar a los delincuentes y una ministra de la Corte Suprema acusó al gobierno de no nombrar más jueces y no asignar más recursos para que se haga el trabajo judicial.

 

Total, que el gobierno de Argentina experimentó “la percepción” de sufrir un robo por la alta inseguridad.

 

Los toros se ven diferentes desde la barrera ¿no?

 

Fuente BBC Mundo 

www.miabogadoenlinea.net