Asutralianos en calzoncillos con bandera de Malasia

Nueve australianos, en edades entre 24 y 29 años, fueron arrestados por la policía de Malasia bajo el cargo de haber ofendido a la bandera de ese país, al haberse quitado la ropa hasta quedar en calzoncillos con la bandera malasia impresa, esto al celebrar la victoria de un piloto de carreras australiano en el circuito internacional Sepang de Fórmula Uno, cerca del aeropuerto de Kuala Lumpur.

De acuerdo con los medios, los jóvenes australianos cantaron, bailaron y festejaron envueltos en banderas australianas cuando su compatriota Daniel Ricciardo hubiere ganado el circuito del pasado domingo.

De acuerdo con un testigo, durante los festejos, los jóvenes bebieron cerveza de un zapato e incluso Ricciardo se les unió para brindar con ellos de esta improvisada copa. Y fue después cuando los hombres se quitaron la ropa hasta quedar en lo que los malayos dices que son calzones mientras que los australianos califican con ajustados trajes de baño conocidos como “budgie smugglers”, o “speedo”. Esta indumentaria llevaba impresa la bandera de Malasia.

Los medios locales reportaron que la actitud de los australianos fue molesta para muchos espectadores, mientras que los medios australianos declaran que su alegría contagió a los espectadores que gritaban y cantaban con ellos. Lo que haya sucedido en realidad probablemente no es importante pues la policía los arrestó bajo cargos de irrumpir la paz pública, indecencia pública y falta de respeto a la bandera de Malasia.

El jefe de la policía local, Abdul Aziz Ali, declaró que los hombres serán retenidos por lo menos cuatro días mientras se conducen las investigaciones. Lo más seguro es que si no se presentan cargos en su contra, serán deportados después de haber pasado algunos días tras las rejas.

Por lo pronto se sabe que el Departamento Relaciones Exteriores y Comercio de Australia ya está en contacto con los nueve hombres, conforme a declaraciones de una vocera quien aclaró que se están prestando los servicios de asistencia consular, aunque no dio más información, “debido a obligaciones de privacidad”.

Este tipo de situaciones no son nuevas para los australianos que deciden visitar Malasia, país mayoritariamente musulmán, famoso por sus bellas playas. El contraste de culturas, sin embargo, ha dado pie a numerosos arrestos de australianos y otros turistas con cultura europeizada que son acusados de indecencia o de faltar el respeto a las tradiciones locales al quitarse la ropa. Otro ejemplo de esto ocurrió el año pasado cuando turistas extranjeros se quitaron la ropa en el monte sagrado Kinabalu. Cuando días después ocurrió un terremoto, los más tradicionales acusaron a los extranjeros de haber provocado la ira de la naturaleza con sus actos.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de smh.co.au