Dado de astrología

En Sídney, Nueva Gales del Sur, Australia, se están efectuando las audiencias del juicio que se lleva por la quiebra financiera de la casa de bolsa BBY, proceso que ha dejado de tratarse exclusivamente de números y dinero, para entrar a discutir el tema de los chacras, el feng shui y las voces de los espíritus.

Lo anterior porque durante el juicio se conoció que el director ejecutivo de BBY, Glenn Rosewall, fue aconsejado en repetidas ocasiones por la “psíquica” Nevine Rottinger, no solo en asuntos personales sino sobre todo en cuestiones financieras, sobre precios de acciones y compraventa de bonos financieros.

Nevine Rottinger compareció a juicio este lunes en calidad de testigo donde confirmó que en varias ocasiones asesoró a Rosewall en asuntos financieros, señalando que “muchos corredores consultan la astrología” y que hay muchos libros “sobre astrología y comercio”.

La primera pregunta que se hizo a la señora Rottinger fue su ocupación. “Mmm. Pienso que soy conocida como intuitiva profesional y sanadora energética”, respondió, y explicó que “estamos hechos de energía electromagnética. Podemos manipular ese campo…y crear mejores resultados”.

Nevine Rottinger aceptó no tener entrenamiento financiero, pero dijo que el haber sido consultada por su experiencia en astrología no era extraordinaria, porque Glenn Rosewall “solo rebota alrededor de ideas. No soy la única. Tiene 250 empleados”.

Para la denominada psíquica el haber conocido a Rosewall tuvo un significado especial porque lo conoció el 9 de junio de 2009, como a las 9 de la mañana, “muchos nueves en ello”. Incluso, en un correo electrónico le escribió que cuando lo conoció “el espíritu me pidió que te mantuviera en la luz”.

En la corte describió que en esas fechas, el ex director ejecutivo de la casa de bolsa llegó “con numerosas preocupaciones sobre cómo estaba manejando su carga de trabajo” por lo que trabajó con él “en algunos chacras particulares relacionados a eso”.

También, dijo, envió a Glenn Rosewall encantos que hizo porque “el ritmo y la rima, no solo el contenido de las palabras, tiene un efecto sobre ambas mentes, la consciente e inconsciente”.

La señora Rottinger aceptó haber aconsejado al director ejecutivo de la firma BBY, declarada en quiebra en mayo de 2015, no solo en materia de astrología, sino también en “feng shui, energía y espacio en la oficina”, aunque dijo que la mayoría de sus pláticas “se centraban en acciones, precios de acciones y en su negocio”.

“Esto es puramente intuitivo. Solo recibo una imagen en mi mente que me dice cuál puede ser el precio”, dijo, y añadió que “no siempre estoy en lo correcto”.

Aceptó haber cobrado honorarios por sus asesorías después de que le enseñaran una factura por 300 dólares australianos por una consulta de dos horas. Sin embargo, la autodenominada psíquica dijo que a partir de 2011 dejó de cobrarle a Glenn Rosewall.

La firma está siendo auditada por KPMG, empresa que dice que BBY quedó insolvente desde 2011 por lo que sus directores pueden ser responsables de la pérdida de dinero por las transacciones insolventes. Al momento de declararse en bancarrota, BBY, que se anunciaba como la casa de bolsa independiente más grande de Australia y Nueva Zelanda, debía un estimado de 61 millones de dólares australianos a sus clientes.

Si bien el caso se ha filtrado a las noticias curiosas, llama la atención que, de acuerdo con esta testigo, Glenn Rosewall no es el único financiero que consulta los servicios de “médiums”. “En la antigüedad le podías llamar el oráculo. La astrología es una herramienta de 4,000 años que usamos”, dijo Rottinger en su defensa…Quizá por eso el mundo es tan caótico.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de pixabay.com