A más de cinco años de ocurrido un arresto indebido, la Comisión de la Policía Civil de Ontario, escuchando en apelación el caso de la sanción disciplinaria, confirmó la suspensión por un día sin goce de sueldo al policía Vincent Wong por el arresto de Jay Wall durante la Cumbre del G20 de 2010 en Toronto, Canadá.

Debido a las multitudinarias protestas que se verificaron en Toronto durante la mencionada Cumbre del G20, el entonces jefe de la policía implementó tribunales presididos por jueces retirados para revisar las acusaciones disciplinarias contra los oficiales de la policía, cometidas bajo la Ley de Servicios de la Policía.

Jay Wall se quejó de haber sido detenido sin fundamento cuando durante la Cumbre del G20 de 2010 iba de camino hacia un evento religioso, acompañado de su novia. El oficial Wong lo detuvo por llevar una bandana o pañuelo en el cuello, que identificó como una prenda para disfrazarse u ocultarse. Jay Wall estuvo detenido más de 24 horas.

Aunque el oficial Wong declaró en su defensa que había detenido al hombre de 27 años por instrucciones superiores de que toda persona que llevara una bandana, máscara de gas o goggles era susceptible de ser arrestada, el juez Walter Gonet calificó su conducta como “escandalosa” y lo encontró culpable de mala conducta conforme con la citada Ley de Servicio de la Policía sancionándolo con un día de suspensión sin goce de sueldo.

La decisión de la sanción fue apelada por Jay Wall por considerar que era muy ligera, mientras que el oficial Wong la apeló por considerarla en extremo severa, argumentando que conforme a su impecable historial disciplinario una reprimenda hubiera sido suficiente.

El mes pasado, la instancia de apelaciones, la Comisión de la Policía Civil de Ontario, confirmó la sanción disciplinaria impuesta por el juez Gonet señalando que si bien la decisión falla en su “brevedad o falta de articulación más clara de los factores tomados en consideración en la discusión”, “ultimadamente es razonable”.

Con esta decisión, el oficial Wong queda suspendido un día sin goce de sueldo aunque la decisión todavía puede ser apelada por cualquiera de las partes ante la Corte Divisional del poder judicial, por lo que no se trata de una sanción en firme.

Sobre la decisión Jay Wall se manifestó satisfecho, aunque en un correo electrónico expresó lo siguiente: “Cuando un oficial de la policía realiza un arresto ilegal y actúa con indiferencia a las libertades civiles, su capacidad para realizar efectivamente su trabajo debe ser evaluada seriamente”. Agregó que “las injusticias, Indudablemente, continuarán saliéndose de las manos de la policía hasta que el sistema de responsabilidades empiece a someterlos a una normativa más elevada”.

Cabe señalar que Jay Wall también había demandado civilmente a la policía de Toronto. Sin embargo las partes llegaron a un acuerdo en 2011 por el cual Wall fue compensado con $25,000 dólares canadienses.

Más información Thestar.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net