Gato

Un gato color negro con algunas zonas blancas es el centro de una disputa de propiedad entre la que dice ser su propietaria original y otra que lo adoptó en un albergue hace cinco años.

El gato, ha sido identificado por el juez con las iniciales DW, que corresponden al nombre que cada una de las mujeres le dio, David y Whiley.

Tiffany Mestas, la dueña original, dice que lo tuvo desde que nació en 2005, pero que en 2007 al estarse mudando de casa el gato se fue y ya nunca regresó a pesar de haber publicado avisos.

Fue en 2014 que volvió a tener noticias del gato, cuando una empresa de microchips le notificó que alguien más estaba tratando de cambiar el registro del gato desaparecido.

Por su parte Therese Weczorek argumenta que ella conoció al gato en 2010, cuando su veterinario la canalizó a un refugio para gatos, en donde adoptó al felino, pagando un donativo de 50 dólares.

El abogado de Weczorek dice que ella se enteró de que el gato tenía un microchip hasta el año pasado, cuando cambio de veterinario y solicitó a la empresa de microchips el cambio de nombre del gato.

Las dos mujeres están apegadas al gato y no existe evidencia de que estén dispuestas a ceder, así que tendrán que esperar hasta que se establezca fecha para que se inicie el juicio para que se defina la propiedad sobre el gato.

Más información en mexico.cnn.com


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net