Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 1092
powered by social2s

Los maestros están acostumbrados a calificar a sus alumnos e incluso a marcar con grandes rayas rojas los errores que cometen, sin embargo cuando se trata de que ellos reciban una número de calificación, el asunto ya no les gusta tanto.

 

En varios países existen páginas de Internet que permiten que los alumnos califiquen la actuación de sus maestros utilizando las mismas escalas que se utilizan con ellos. Puede que no se trate de calificaciones muy objetivas, pero al final del camino es la manera en que el alumno se expresa de las habilidades y aptitudes de su maestro.

 

En Alemania una maestra no estuvo muy de acuerdo con la calificación que obtuvo y al ver que no podía apelar ni pedir revisión de examen, decidió demandar al sitio de Internet que permite estas calificaciones argumentando que sus derechos habían sido violados mediante una calificación imprecisa otorgada de manera anónima, todo porque calificó con 4.5, en una escala de 6, en rubros como simpatía, buena maestra, es humano, está motivado o popularidad.

 

La Corte Federal de Justicia de Alemania falló en contra de la demandada basado en la libertad de expresión individual y en el hecho de que la mujer no fue ofendida de ninguna manera ya que las opiniones eran desde el punto de vista personal y no profesional.

 

Así que ahora que llegamos al final del ciclo escolar y ya se entregaron boletas oficiales, los maestros y profesores deben estar preparados para recibir ellos sus calificaciones con la leyenda de “no es nada personal”.

 

Fuente Times on Line
www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s