Imprimir
Visto: 900

El pasado martes, oficiales de la Comisión de la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio, Haia o policía de la virtud, detuvieron en Riad, capital de Arabia Saudita, a un hombre africano acusado de practicar magia negra con el objetivo de provocar desacuerdos en las parejas casadas.

De acuerdo con Turki Al-Shelail, vocero de la Haia, este hechicero practicaba su magia negra a cambio de dinero, cobrando hasta 20,000 riales, $5,332 dólares, por generar conflictos entre los cónyuges.

La información entregada por la Haia sobre este “atroz delito” provocó una gran indignación entre los internautas quienes llamaron a las autoridades a decapitar al hechicero.

Mouda Alaf, un bloguero opinó: “La ira de Dios descenderá sobre estas personas que tratan de crear división en los matrimonios y que pagan grandes cantidades de dinero para destruir hogares y familias”.

De esta forma se solicitó no solo castigo para el hechicero sino también para sus clientes, quienes pagan para que les hagan “el trabajo sucio”: “Aquellos que buscan hechiceros para crear división entre los miembros de la sociedad deben ser castigados”, escribió otro internauta.

Y pidiendo el castigo, un internauta opinó que “se debe pedir al hechicero que deshaga sus hechizos de magia negra antes de que lo decapiten”.

Aunque la existencia de la hechicería es un tema que divide a los académicos del Islam, con algunos proclamando que asegurar la existencia de la magia negra es contraria a su fe, en abril de este año la Haia dio a conocer estadísticas del ministerio de justicia en las que se expone un preocupante incremento de denuncias de incidentes relacionados con hechicería y brujería, particularmente en las ciudades de Meca y Medina, practicada mayoritariamente por extranjeros.

Como consecuencia de ello la Haia anunció la instrumentación de procedimientos y sistemas para perseguir los casos de hechicería reportados en el Reino.

De estas forma, en los últimos años las cortes de Arabia Saudita han impuesto diferentes sentencias a los acusados de practicar la magia negra y la hechicería, imputados con el solo testimonio de terceros, en condenas que van desde azotes y unos años en prisión hasta la ejecución por decapitación en los casos considerados más graves.

Más información Arab News

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net