Megumi Igarashi en su kayak

Con fundamento en la ley contra la obscenidad, la artista japonesa Megumi Igarashi, que trabaja bajo el seudónimo de Rokudenashi-ko que se podría traducir como “chica absurda”, fue arrestada en Tokio, Japón, por haber enviado a más de 30 personas un correo electrónico con los planos para imprimir en 3D un modelo de su vagina.

Esta artista logró recaudar a través de Internet más de un millón de yenes para la construcción de un kayak con la forma de sus genitales, como parte de un proyecto de esculturas basadas en este modelo. Así, varias de las personas que contribuyeron a financiar su proyecto recibieron por correo electrónico las instrucciones para imprimir en 3D el modelo de los genitales de Rokudenashi-ko.

Sin embargo su proyecto generó molestia en algunos sectores de la sociedad y la policía la detuvo por indecencia, un delito que es castigado con hasta dos años de cárcel y una multa de 2.4 millones de yenes, equivalentes a $24,623 dólares. Además, más de 20 piezas de su trabajo fueron incautadas de acuerdo con declaraciones de su abogado.

Megumi Igarashi, de 42 años de edad, ha negado todos los cargos de indecencia y a favor de ella han habido manifestaciones que exponen la doble moral de las autoridades japonesas que el mes pasado se negaron a clasificar algunos manga como pornografía infantil en una ley que después de haber sido cabildeada varios años finalmente tipificó como delito nacional la pornografía infantil.

Al momento de escribir esta nota Megumi Igarashi seguía detenida en Tokio.

Más información Japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen Japantimes.co.jp