Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 1775
powered by social2s

Una de las finalidades del matrimonio es la procreación de los hijos, pero si la pareja no tiene relaciones sexuales ¿cómo puede cumplir con esta finalidad? 

 

Basado en ello, en que no se ha consumado el matrimonio ni se pueden cumplir los fines del mismo, un hombre solicitó el divorcio en Corea del Sur. Solo esperó 10 años a ver si su esposa cambiaba de opinión y ¡por fin! se le quitaba el dolor de cabeza y tenía relaciones con él.

 

Y quizá por la larga espera o abusando de su “buena voluntad”, el divorcio fue negado bajo el argumento de que no se puede culpar a la mujer, quien ya prometió hacer todo lo posible para vencer su resistencia y así consumar la unión y además se argumentó que si la pareja habían estado bien hasta el 2007, pueden hacer que las cosas funcionen nuevamente si ambos se esfuerzan.

 

Así que este hombre quiere seguir adelante con el divorcio, tendrá que buscar otra causal más convincente, aunque no se me ocurre ninguna de mayor peso cuando en México la Corte determinó que es causal de divorcio no compartir la misma cama.

 

Fuente El Universal
www.miabogadoenlinea.net
powered by social2s