Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 827
powered by social2s

Una prestigiada abogada de Nueva York, tuvo que comparecer ante la Corte, pero esta vez acusada de poner en peligro a sus hijas. Felizmente el juez decidió no seguir con la acusación después de que ella reconociera que había cometido un error.

 

¿Cuál fue su error? Bajó del automóvil a sus dos hijas, de 10 y 12 años, cansada de las constantes riñas entre ellas. Declaró sin embargo, que dio la vuelta a la manzana para recogerlas porque solo pretendía darles una buena lección de comportamiento.

 

Pero las cosas se salieron de control ya que solo encontró a su hija mayor porque la pequeña, con lagrimones y sorbiendo moco empezó a caminar por el vecindario hasta que un buen samaritano, de esos que nunca faltan, trató de calmarla y tras comprarle un helado y avisó a la policía quienes presentaron los cargos contra la madre.

 

Así que esta abogada neoyorquina tendrá que seguir padeciendo las peleas de sus hijas, sin pretender darles lecciones porque en ese caso tendría que volver a juicio y podría perder la custodia de las niñas por algún tiempo.

 

Otra mamá cuyos métodos educativos fueron vencidos por las leyes.

 

Fuente NY Daily News
www.miabogadoenlinea.net

 

powered by social2s