Manos unidas

La ministra de la infancia, igualdad e inclusión social de Noruega, Solveig Horne, ha declarado que la mejor manera de disminuir la alarmante tasa de divorcios son las citas nocturnas de los matrimonios.

 

Para la ministra, el que los matrimonios se den unas horas a la semana para estar juntos sin los hijos, podría ser una efectiva medida para evitar el divorcio pues concede a las parejas la oportunidad de conocerse mejor lo que las enseña a estar juntas.

 

Aclaró, sin embargo, que las citas nocturnas para los matrimonios no serán, al menos en el futuro cercano, una obligación dictada por decreto: “No se trata de algo que el gobierno te ordene hacer, es algo que las parejas deben hacer por si mismas”, y dijo que probablemente el haber tenido más tiempo en su matrimonio lo habría salvado de entrar en las estadísticas de divorcio que en Noruega se ha incrementado al 40 por ciento, con mayor probabilidad de que personas entre los 40 y los 44 años se divorcien.

 

Las declaraciones de la ministra han generado suspicacias en Noruega quienes han comparado estas palabras con programas de grupos conservadores como el que existe en Estados Unidos del grupo National Marriage Project que dice que los matrimonios que tienen un “tiempo de pareja” a la semana son 3.5 veces más propensos a declararse muy felices en sus matrimonios que aquellos que difícilmente tienen tiempo para verse.

 

Sin embargo la ministra Horne dice que su inspiración es la comedia romántica Date Night protagonizada por Steve Carell y Tina Fey, ya que aunque todo sale mal, la idea de las citas nocturnas son una buena idea.

 

Solveig Horne tomó posesión del cargo a principios de mes y con esta idea de las citas nocturnas, la prensa la vuelve a poner en el ojo del huracán, recordando que a los noruegos que se trata de la misma persona que en 2011 dijo en la televisión pública que en una violación las niñas tienen la misma responsabilidad que los niños por ponerse en la situación que da pie a la violación.

 

Así las cosas podría ser probable que para disminuir la tasa de divorcios en Noruega el gobierno implemente una campaña de citas nocturnas, parecido al que ha implementado el gobierno casamentero de Corea del Sur para que los jóvenes se conozcan, se casen y tengan hijos.

 

 

Más información The Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net