Una adolescente que se negó a cumplir con una detención escolar y que la litigó durante dos años ante los tribunales en Suiza, perdió definitivamente su caso.

 

Se trata de una estudiante que cuando tenía 14 años fue castigada por la directiva escolar a cumplir una detención de 90 minutos por haber desobedecido órdenes durante un viaje escolar.

 

Se ha conocido que esta joven, cuyo nombre no se revela, fue castigada por haber esquiado fuera de los límites permitidos en las cuestas de las pistas en Klosters en el cantón de los Grisones, Suiza, durante un viaje escolar que se realizó en 2011.

 

Pese a que se impuso el mismo castigo a todos los estudiantes que desobedecieron las órdenes, esta adolescente se rehusó a cumplir el castigo, decisión que fue apoyada por sus padres quienes para mostrar solidaridad con su hija terminaron contratando a un abogado para presentar su caso primero ante el consejo escolar, después ante el departamento de educación regional, posteriormente ante los juzgados del cantón para apelar en última instancia ante la Corte Federal.

 

El caso lo perdieron finalmente el pasado 24 de julio cuando la Corte no solo concedió la razón a las autoridades escolares sino que también condenó a los padres de esta adolescente al pago de una multa de 2,000 francos, equivalentes a 2,100 dólares estadounidenses. La sentencia fue publicada esta semana en la página web de la Corte Federal.

 

Los grandes perdedores en este asunto han sido los padres de la rebelde estudiante pues no solo fueron multados, sino que el “apoyo” a su hija contra las reglas escolares les costó mucho más dinero que el importe de la multa, y que se fue en honorarios legales.

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net