Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 1321
powered by social2s

El Juez del 6° Distrito en Pocatello, Idaho, Estados Unidos, hizo lo impensable: ordenó que silenciaran al acusado sellándole la boca con cinta adhesiva.

 

El acusado, un hombre de 23 años, se encuentra ante la Corte en revisión de su caso por incumplir su periodo probatorio. Fue acusado por robo en el 2008, pero su sentencia se retuvo para observar su respuesta al tratamiento psiquiátrico. En octubre del año pasado salió del hospital mental en que estaba recluido, pero no ha tomado su medicamento lo que lo ha llevado a actuar erráticamente como lo demostró durante la audiencia, hablando cosas sin sentido y sin obedecer varios pronunciamientos del juez para que guardara silencio. De ahí la drástica medida.

 

Por supuesto que la decisión judicial ha sido muy controvertida y cuestionada, pero ni el poder judicial de Idaho ni el juez han prestado declaración sobre los hechos.

 

Tal vez otros jueces estén en espera de ver que pasa con este capítulo de la historia judicial para comprarse también algunos rollos de cinta adhesiva y tenerlos a la mano, solo por si acaso.

 

Fuente Associated Press

miabogadoenlinea.net

powered by social2s