A una estudiante de 17 años, Kaitlyn Booth,  le pareció gracioso cambiar el nombre de una de las graduadas en la edición número 100 del anuario de la Escuela Hickman Cresset en el estado de Missouri, Estados Unidos, de Raigan Mastain a Raigan Masturbate (masturbarse).

 

Como consecuencia, la joven fue arrestada y enfrenta cargos de daños en propiedad privada en primer grado, un delito grave, y acoso.

 

La escuela decidió no reimprimir los anuarios, ya que esto tenía un costo estimado de 41,000 dólares, y en cambo decidió colocar etiquetas en la página alterada, con el nombre correcto de la estudiante.

 

Mastain denunció el hecho al Comité del Anuario, pero se mostró sorprendida por el arresto de Booth.

 

La mayor frustración para Mastain, es que la atención se ha centrado  en el cambio de nombre en lugar del anuario, en el que ella y otros miembros del equipo invirtieron varias horas de trabajo.

 

El tema del anuario fueron fotos icónicas, y los estudiantes invirtieron tiempo para investigar quienes eran los titulares de los derechos y obtener su autorización para recrear las imágenes y la búsqueda de apoyos. La portada, por ejemplo, cuenta con una recreación de la imagen de 1932  "Almuerzo en lo alto de un rascacielos" en la que trabajadores de la construcción de Nueva York aparecen almorzando en una viga en el piso 69del actual Rockefeller. Mastain dijo que pasó muchas horas de trabajo en la foto.

 

De formalizarse la acusación y sentenciarse por estos delitos a Kaitlyn Booth, a partir de ese momento podría contar con antecedentes penales sólo por hacer una broma estúpida.

 

 

Más información en techdirt.com

 

www.miabogadoenlinea.net