Un juez japonés de la Corte de Kyoto falló parcialmente a favor de un padre cuyo hijo robó su tarjeta de crédito American Express e hizo diversos cargos por más de $54,000 dólares en una noche de farra.

 

De acuerdo con los reportes, el adolescente de 16 años invitó a un amigo a una noche de antros en la que recorrieron varios bares donde pidieron whiskey y champagne, además de servicios de las señoritas que trabajaban en algunos de esos lugares, todo con cargo a la tarjeta de papi.

 

El juez que conoció del caso supo incluso que en uno de estos bares el muchacho ordenó una botella de champagne con valor de 380,000 yenes equivalentes a más de $3,700 dólares.

 

El caso fue llevado la semana pasada a los tribunales japoneses por el atribulado padre y pidió al juez que se le condonara la deuda.

 

Habiendo escuchado el caso, el juez falló parcialmente a favor del padre y le asestó un duro golpe a American Express al determinar que salvo 800,000 yenes, casi $8,000 dólares, la deuda no será pagada porque la empresa falló en verificar con el titular de la tarjeta los cargos inusuales que se estaban haciendo esa noche.

 

Algunos de los bares japoneses a los que acudió este precoz adolescente también quedaron mal parados pues el juez dictaminó que tenían la responsabilidad de verificar la edad de su cliente antes de prestarle los servicios, pues muchos de ellos tienen prohibido permitir la entrada a menores de edad.

 

El padre fue condenado al pago de $8,000 dólares, cantidad que frente a la deuda original de 54,000 es reducida.

 

A cuenta de los bares y de American Express este joven tuvo la oportunidad de degustar el más fino champagne y el whiskey más añejado, aunque es probable que en mucho, mucho tiempo, no vuelva a salir de su casa ni a tomar una Coca-Cola con los amigos.

 

 

Más información LA Times

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It