La Corte de Apelaciones del Quinto Distrito de Texas emitió un fallo que confirma lo que todos sabemos: los “amigos” de Facebook no necesariamente son amigos en la plena extensión de la palabra.

 

Lo anterior en el caso presentado por William Scott Youkers en que alegaba que el juez de primera instancia había mostrado parcialidad en su decisión por la amistad que lo unía con el padre de su novia.

 

Youkers llegó ante los tribunales por haber golpeado a su novia cuando estaba esperando al hijo de ambos. El padre de la novia, otro ejemplo de amor y apoyo paterno en contra de la violencia contra las mujeres como el que trascendió en México la semana pasada, escribió al juez, su “amigo” de Facebook, que por favor fuera indulgente con el muchacho golpeador.

 

El juez de primera instancia, al leer el comunicado, escribió de regreso al padre de la novia y le hizo saber que ese tipo de mensajes infringían las reglas de comunicación entre las partes y le solicitó no volver a ponerse en contacto con él sobre el caso.

 

Pero el juez, además, dio a conocer al tribunal y a los abogados este mensaje y la relación con el padre de la novia de Youkers y aclaró que la supuesta amistad obedecía a que ambos hombres se conocieron porque habían disputado al mismo tiempo el cargo de juez y que su contacto y relaciones no había trascendido más allá de la “amistad” Facebook.

 

El juez sentenció a William Scott Youkers, quien se declaró culpable de la agresión, a diez años de prisión, con cinco años de suspensión y al pago de una multa de $500 dólares.

 

Esta sentencia fue revocada tres meses después cuando la fiscalía entregó información de que Youkers había fallado en los términos y condiciones de su libertad supervisada, además de que había consumido metanfetaminas. El juez cambió su sentencia por ocho años de prisión y negó la petición que presentó el reo para que se repitiera el juicio.

 

William Scott Youkers apeló la decisión de primera instancia, pero la Corte de Apelaciones de Texas confirmó las decisiones judiciales sosteniendo que el juez había actuado debidamente al dar a conocer oportunamente la comunicación que mantuvo con el padre de la novia del acusado, fallo con el que además nos recordó que pese a que en Facebook se les llama amigos, en este caso la relación solo se trataba de un acquaintance, es decir, un conocido.

 

En Texas no está prohibido el uso de redes sociales por los jueces en parte porque al ser elegidos por elección popular se considera que estas herramientas son también medios de promoción electoral.

 

 

Más información abajournal.com

 

www.miabogadoenlinea.net

 

{loadposition aaa}

Pin It