Gato

La Corte Suprema de Chile falló en contra de una resolución tomada por un órgano de gobierno que exigía a una mujer reubicar a su gato.

 

La orden administrativa se presentó tras una visita de las autoridades de salud al domicilio de Trinidad Martínez hace nueve años porque su vivienda despedía malos olores.

 

En esa visita de 2003 se otorgó a la señora Martínez un plazo de 21 días para extremar las medidas de higiene y limpieza al interior y exterior de su casa.

 

Nueve años después el funcionario de salud regresó para verificar el cumplimiento de su orden y se encontró con que la casa seguía oliendo mal y achacó los olores al gato. Disgustado por el incumplimiento de la orden emitida en su primera visita sancionó a la dueña de la casa y le ordenó reubicar a su mascota en un plazo de 24 horas.

 

El caso llegó al poder judicial y esta semana la Corte Suprema de Chile falló a favor de la dueña del gato.

 

El fallo es independiente de si el gato despide o no malos olores o si es aseado diariamente o no como lo declaró su dueña, sino al hecho de que la autoridad administrativa carece de facultad para disponer el traslado del gato y por tanto se trata de una actuación ilegal que infringió la garantía de la señora Martínez consagrada en el artículo 19 de la Constitución de Chile que dispone que ninguna ley podrá establecer penas sin que la conducta que se sancione esté expresamente descrita en ella.

 

Así que el gato se queda con Trinidad Martínez cuya casa probablemente siga oliendo mal, aunque no precisamente debido al gato.

 

 

Más información emol.com

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It