Siendo estudiante de la carrera de Derecho, un profesor de Derecho Agrario que gustaba de fumar puro mientras impartía su clase nos dijo, para justificar su afición al humo de tabaco, que los abogados fuman, toman y hacen muchas otras cosas.

 

Y para demostrar que los abogados hacemos “muchas otras cosas”, está el ejemplo de David Chan, un abogado estadounidense de origen chino que desde 1955 lleva un reporte de los restaurantes de cocina china que ha visitado.

 

La historia del abogado Chan, de 64 años de edad, no solo es interesante en relación con sus diarios en los que consta las degustaciones que ha hecho, hasta el momento, en 6,297 restaurantes chinos en los Estados Unidos, sino porque su historia también cuenta la historia de integración.

 

El abogado Chan, experto en derecho fiscal y residente de la ciudad de Los Ángeles, explica que de niño no le gustaba la comida china porque no quería sentirse chino. Algo razonable porque cuando sus padres llegaron al país eran muy pocos los asiáticos que existían en el país debido a una ley que solo permitía la entrada a 105 chinos por año, de manera que en 1950 solo 8,067 chinos vivían en Los Ángeles.

 

Probablemente para protegerlo de una discriminación que pese a los esfuerzos terminó sintiendo, David Chan no aprendió cantonés, su lengua materna, ni aprendió a usar los chopsticks o palitos chinos para comer.

 

Pero la comida china estaba presente en los momentos importantes de su vida como cumpleaños, aniversarios y graduaciones y a partir de ahí su afición por conocer y probar la comida en los restaurantes chinos de la ciudad, muy pocos de ellos en la década de los 50.

 

David Chan, al igual que su padre, estudió Contaduría y Derecho en la Universidad de Los Ángeles, UCLA, y como estudiante universitario fue cuando tuvo la oportunidad de conocer a más personas de origen asiático gracias a que la ley referida se derogó en 1965. Gracias a la creciente inmigración en 1971 el 9 por ciento de los estudiantes de UCLA se reconocían como de origen oriental.

 

Y David Chan tuvo la oportunidad de tomar la clase sobre Orientales en los Estados Unidos, el primer curso de UCLA dirigido a sus estudiantes asiático americanos, debido al que pudo conocer y aceptar las razones de la imperante discriminación laboral.

 

Recorriendo restaurantes de cocina china, David Chan ha logrado reafirmar su identidad, quizá en un afán, como dice su hijo Eric, egresado de Derecho de la Universidad de Stanford, de capturar la esencia de la cocina china y su fusión con la cocina de los Estados Unidos.

 

Así que además de ser experto en Derecho Fiscal, David Chan es consultado vía Twitter sobre los mejores restaurantes de cocina china en su ciudad de origen, Los Ángeles.

 

Aunque después de haber comido miles de pollos con limón, dim sum, rollos primavera, y otros platillos de la gastronomía china, David Chan sigue sin saber utilizar los palitos chinos y para sus degustaciones sigue utilizando su tenedor, “lo que se siente más natural”.

 

 

Más información LA Times

 

www.miabogadoenlinea.net