En Lund, Suecia, se dictó una controvertida sentencia por la cual una corte de distrito condenó por agresión a una joven de 23 años que golpeó al hombre de 27 años que quiso propasarse con ella.

 

De acuerdo con los hechos denunciados, el hombre de 27 años agarró el trasero de esta mujer en una discoteca en Lund al sur de Suecia, durante el verano pasado.

 

Al sentirse agredida, esta mujer dio la vuelta y golpeó al sujeto en la cara, pero lo hizo con tal fuerza que le rompió la nariz y así el agresor pasó a ser la víctima.

 

El juez que revisó el caso declaró al dictar sentencia que si bien la mujer había sido seriamente provocada, sus acciones no podían considerarse como legítima defensa, sino como agresión y le dictó una sentencia de prisión suspendida y una multa de $380 dólares.

 

Pero además esta mujer debe pagar $276 dólares a su víctima como compensación por los daños, afortunadamente mucho menos de las 25,000 coronas, $3,800 dólares, que su víctima pretendía.

 

La denuncia que ella interpuso en contra del hombre por agresión sexual fue desechada por falta de pruebas por lo que él no solo se salió con la suya al haberla tocado de forma inapropiada, sino que hasta logró que ella fuera condenada. Eso sí, el dolor por la nariz rota no hay quien se lo quite.

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net