Finalmente una ordenanza municipal de París por la cual las mujeres no podían vestir pantalones en la calle, fue abrogada 200 años después de su aprobación.

 

Se trata de una disposición anacrónica emitida en la época de Napoleón y que, sin embargo, no había sido abrogada con el paso de los años sino hasta ahora que se llamó la atención sobre su vigencia.

 

La primera en llamar la atención sobre esta ordenanza del 7 de noviembre de 1800 fue la historiadora Christine Bard en un libro publicado en 2010 en el que explicaba que en París las mujeres no podían vestir pantalones en la calle salvo autorización expresa por parte de la prefectura de policía.

 

Recientemente el tema volvió a ponerse en la mesa por el senador Alain Houpert, y gracias a ello se logró finalmente terminar con la vigencia de la disposición que prohibía a las mujeres usar esa prenda de vestir cuando no llevaran “las riendas de un caballo” o no estuvieran al “timón de una bicicleta”.

 

Así que ya la policía francesa no puede arrestar a las mujeres por usar pantalones en la calle, una libertad que no pueden permitirse, sin embargo, las mujeres en algunos otros países donde por usar tan cómoda prenda de vestir pueden llegar a ser azotadas como ocurre en Sudán.

 

 

Más información emol.com

 

www.miabogadoenlinea.net