Una ambulancia de los servicios médicos de emergencia de la ciudad de Nueva Orleans acudió a atender una emergencia en una tienda de conveniencia llamada Quicky’s, en la que un hombre se quejaba de tener un fuerte dolor en el pecho.

 

Los paramédicos estabilizaron al paciente  y lo subieron a la ambulancia para trasladarlo a un hospital, pero al arrancar el vehículo de emergencia escucharon un fuerte golpe y un chirrido. Al bajar del vehículo descubrieron que tenían la llanta delantera ponchada y una “araña” o candado montado a la misma.

 

En el estacionamiento de la tienda existe un aviso que señala que el estacionamiento es exclusivo para clientes, advirtiendo que si por cualquier otra razón un vehículo es estacionado en el lugar, el auto será inmovilizado con un candado o araña por una compañía llamada Boot Man.

 

Los paramédicos tuvieron que solicitar de inmediato otra ambulancia para poder transportar al paciente.

 

Según la investigación realizada por wwltv.com, Bootman, Inc. es la única compañía autorizada por la ciudad de Nueva Orleans para inmovilizar vehículos y para aplicar las multas autorizadas por el reglamento de tránsito de la ciudad las cuales son de 90 dólares. Bootman, Inc no tienen ninguna relación con Quicky’s, empresa que cobra una multa de 115 dólares por vehículos mal estacionados.

 

Gracias a este incidente con la ambulancia, las autoridades prevén sancionar a la cadena de tiendas por inmovilizar vehículos sin tener autorización, además de que está prohibido inmovilizar vehículos de emergencia.

 

 

Más información en wwltv.com

 

www.miabogadoenlinea.net