Batman, Obama, Wolverine, Ladi Gaga (sic) y Macgaiver (sic), son algunos de los contendientes a las elecciones municipales que se celebrarán el próximo mes de octubre en Brasil.

 

Se trata de estrategias de mercadotecnia política que son permitidas por la ley electoral brasileña, una de las democracias más vibrantes del mundo a ojos del diario The New York Times.

 

Las leyes permiten que los candidatos incorporen sus apodos o alias a sus nombres de campaña y que éstos nombres se inscriban en las boletas electorales, siempre que no se trata de nombres vulgares o peyorativos o que hagan referencia a empresas estatales u organismos burocráticos. De ahí en fuera, todo es permitido en este país que cuenta con más de 20 partido políticos registrados con una gran variedad de ideologías.

 

Y así encontramos a, Geraldo Wolverine, un maestro de manejo de Sao Paulo y cuyo nombre es Geraldo Custódio, que disfrazado con largas patillas y garras ficticias pide que voten por él porque es quien “tiene garra”. El dice que optó por ese nombre para dejar impresión en los votantes porque de otra manera se haría muy difícil que recordaran su nombre.

 

Se trata de un asunto que no deja de asombrar a muchos así como la familiaridad con que los brasileños tratan a los gobernantes. La presidente es llamada por su primer nombre, Dilma, y en escasas oportunidades de refieren a ella por su apellido y el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva incluyó en su nombre su apodo, Lula, que significa calamar.

 

Hay otros candidatos que no deben cambiar su nombre para dejar impresión en los votantes porque sus padres ya se encargaron de hacerlo con los nombres con los que los registraron, como Jimmi Carter Santárem Barroso o John Kennedy Abreu Sousa porque no debemos olvidar que mientras en México se hacen esfuerzos para evitar que los padres registren a sus hijos con nombres extraños como Anivderev, en Brasil la creatividad al momento de poner los nombres es muy importante.

 

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net