El lunes de esta semana se publicó en la gaceta oficial de Brasil el nuevo programa que, tendiente a desalojar las prisiones federales, busca también una mayor reinserción social a través de la cultura.

 

El programa se llama Redención por la Lectura y pretende reducir el tiempo de sentencia a los reos de cuatro prisiones federales, que lean un libro de literatura clásica, filosofía o ciencias.

 

De acuerdo con este proyecto, se reducirán cuatro días de la sentencia a cada prisionero que lea un libro, con la oportunidad de reducir hasta 48 días por año mediante la lectura de doce libros. Claro, hay requisitos que incluyen leer el libro en un tiempo máximo de cuatro semanas y elaborar un ensayo al respecto.

 

Dicho ensayo debe de carecer de errores, usar una corrección correcta, estar escrito a mano con letra cursiva y ser legible.

 

El proyecto busca que los reos salgan de prisión antes de concluir sus sentencias, con lo que se lograría generar mayores espacios en las saturadas prisiones, pero además pretende la reinserción social de una persona con una visión más amplia del mundo y con mayor cultura, lo que a decir de un abogado promotor del proyecto de donación de libros a las prisones, lograría la reinserción a la sociedad de una mejor persona.

 

Ya se verá que tan dispuestos están los prisioneros brasileños a leer, pero además que tan capaces son de escribir un ensayo sin errores, cuando en muchos países de América Latina la queja es que ni los alumnos universitarios son capaces muchas veces de presentar un ensayo sencillo, con buena ortografía y redacción, así que esperemos que los reos brasileños sorprendan al mundo.

 

 

Más información The Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net