En el marco de los festejos en Gran Bretaña por el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II, por sus 60 años de reinado, un grupo de 27 parlamentarios, todos ellos conservadores, presentaron una moción: cambiar el nombre a la Torre del Reloj, que alberga al Big Ben, por la Torre de Isabel.

 

La Torre del Reloj, conocida como el Big Ben por contener en su interior la campana así llamada, fue edificada después del incendio de 1836 como parte del Palacio de Westminster, edificación que alberga a ambas cámaras del Parlamento británico.

 

En la propuesta para cambiarle el nombre se señala que en 1860 se nombró a la torre como Torre Victoria por la celebración del Jubileo de Diamante de la Reina Victoria, la única otra monarca que ha celebrado 60 años de reinado y que sería un reconocimiento a la actual reina por los 60 años ininterrumpidos de servicio que ha prestado a la nación.

 

Pero la iniciativa pronto fue criticada por parlamentarios liberales que señalan que se trata de una propuesta totalmente inadecuada por ser un edificio que forma parte de un parlamento democrático.

 

Al respecto se dijo que la Gran Bretaña no es una monarquía absoluta y que la reina solo forma parte del sistema político como el parlamento, el cual está para todas las personas por lo que la idea de que un símbolo parlamentario se convierta en un tributo a un jefe de estado que no fue elegido y que no puede ser cuestionado es un atentado a todo lo que la democracia representa por lo que se trata de una propuesta “absolutamente obscena”.

 

¿Obscena como la del nuevo yate para la reina?

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net