Tareq y Michaele Salahi, el matrimonio que se coló a la primera cena de estado de la administración Obama en la Casa Blanca y que hizo públicas las fotografías que tomaron en el evento en sus perfiles de Facebook, siguen dando de que hablar.

 

El miércoles de esta semana Tareq Salahi, el esposo de 43 años, alertó a la policía por la supuesta desaparición de su esposa desde el martes por la mañana, preocupado por un posible secuestro.

 

Salahi relató a la policía que su esposa había salido el martes a una cita de la que no regresó y que el miércoles recibió una llamada de ella en la que le comunicaba que iría a visitar a su madre. Mencionó que dicha llamada le había parecido sospechosa por lo que habló a casa de la suegra para ver si Michaele, de 45 años, estaba bien, pero la madre le contestó que no estaba con ella.

 

Así que la policía se puso a la tarea de investigar el paradero de la socialité para dar ella en Memphis, al lado del guitarrista de Journey, Neal Schon, no precisamente retenida contra su voluntad.

 

Así que el jueves, a través de su abogado, Tareq Salahi comunicó a los medios en un popular show matutino de televisión que su esposa lo había abandonado, y que pese a encontrarse muy molesto por el hecho, estaba aliviado de saber que ella estaba con bien.

 

Veremos que tan aliviada se siente ella cuando inicie el estira y afloja por la repartición de los bienes durante el divorcio pues su infidelidad ha sido muy publicitada.

 

¿O será otra estrategia para ponerse en boca del mundo?

 

 

Más información NY Daily News

  

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It