La actividad recreacional realizada en un instituto de educación media superior de la localidad de Mocoa, en Colombia, terminó siendo de verdadero espanto para varios adolescentes que participaron como espectadores de un mago.

 

Las actividades incluían payasos, malabaristas y la actuación del mago que en su acto invitó a ocho estudiantes al escenario para hipnotizarlos y lograr las risas de los espectadores, haciendo que sus víctimas obedecieran sus órdenes como alzar los brazos o  llorar como bebés.

 

El acto de hipnosis terminó con fuertes aplausos, pero al abandonar el auditorio varios adolescentes, en su mayoría mujeres, empezaron a presentar conductas extrañas como reír descontroladamente, tirarse al piso o gritar que veían al demonio, por lo que tuvieron que ser trasladados al hospital más cercano para salir del estado de hipnosis colectiva en que supuestamente los indujo el mago.

 

 

Mientras los médicos atendían a las 36 niñas y a los cinco niños víctimas de este fenómeno, el mago Miller Zambrano fue detenido por la policía y puesto a disposición de la Fiscalía de Infancia y Adolescencia de Mocoa, donde se le acusó de lesiones personales.

 

Los adolescentes ya salieron del hospital y están fuera de peligro y a decir del médico tratante se trató de un caso de histeria colectiva, en donde la sugestión de unos contagió a los otros, situación que se agravó por el estado de pánico de los maestros y padres de familia.

 

Así que habrá que ver si fue la actuación de Zambrano la que produjo las lesiones en los niños, o si, sin haber intención, fue la causa que desencadenó el episodio de histeria colectiva en los adolescentes.

 

Más información El Tiempo

 

www.miabogadoenlinea.net