En la India, Mahendra Nath Das, fue sentenciado a morir por ahorcamiento por haber asesinado y decapitado a un oficial cuya cabeza llevó de los cabellos a través de un concurrido mercado público a una estación de policía en 1996.

 

Pero su sentencia se encuentra en suspenso no por las apelaciones que ha interpuesto, ni por las solicitudes de clemencia, que han sido negados incluso por el presidente del país, sino por falta de un verdugo calificado.

 

La sentencia de muerte por ahorcamiento no es muy común en la India en la actualidad y en los pasados 15 años solo se han ejecutado a dos personas por este medio, la última en 2004 a un guardia de seguridad que fue encontrado culpable de la violación y homicidio de una adolescente.

 

Por esa razón, pese a que se trata de un país con 1,200 millones de habitantes, no hay verdugos calificados en el uso de la horca, ya que el último que quedaba activo falleció en 2009 y otro que sigue vivo tiene más de 80 años y está retirado.

 

De acuerdo con los ejecutores de estas sentencias no se trata simplemente de “abrir la escotilla” para que el reo caiga y se ahorque, sino de emplear una técnica precisa que asegure una muerte rápida y sin dolor, es decir, de una ejecución efectiva.

 

El reo, Mahendra Nath Das, podría suponer que este inconveniente le puede suponer una permuta de su sentencia, pero las autoridades indias han dicho que la ejecución se llevará a cabo como está planeada para lo que están convenciendo al verdugo retirado para que por esta vez salga del retiro y corra el nudo una vez más.

 

Y si este ejecutor llegara a fallar, ya han convocado a cualquier voluntario, como lo prevé la ley en caso de no encontrar a un profesionista, para que ejecute al reo. Lo malo de esta opción es que nadie ha dado un paso adelante.

 

Previendo esta situación es probable que la muerte por ahorcamiento pase a formar parte de los anales de la historia penitenciaria de ese país y los jueces opten por imponer otro tipo de ejecuciones, o incluso sirva para que India se sume a los países que han decidido abolir la pena capital.

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net

 

{loadposition aaa}

Pin It